14 de mayo de 2020
14.05.2020
Levante-emv

Una exhumación espera hallar restos de represaliados de varios municipios de la Safor

La diputación inicia los trabajos en la Fosa 111 del cementerio de Paterna

14.05.2020 | 09:09
El cementerio de Paterna, donde se realizarán los trabajos.

La Delegación de Memoria Histórica de la Diputación de Valencia pondrá en marcha este miércoles 13 de mayo la exhumación de la Fosa 111 del cementerio de Paterna, en la que se pudieron depositar los cadáveres de 149 represaliados del franquismo, según los estudios de los historiadores.

Según ha informado la corporación provincial en un comunicado, teniendo en cuenta la investigación de Vicent Gabarda, en esta fosa se inhumaron tres sacas prácticamente completas correspondientes a los fusilamientos ocurridos el 27 de marzo, el 6 de abril y el 1 de mayo de 1940. En total fueron 153 las víctimas, pero dos de ellas fueron sacadas ese mismo día por los familiares e inhumadas en nichos individuales y otras dos se depositaron en la fosa 102, sin que se conozca el motivo de esta distinción. Por ello, se espera encontrar los restos de 149 represaliados.

Este proyecto, llevado a cabo por el equipo arqueológico de Arqueoantro, se plasma en un convenio por valor de 283.408 euros firmado con la asociación de Familiares de los represaliados en esta fosa, que agrupa a descendientes de 30 de los fusilados.

La Delegación de Memoria Histórica de la Diputación, encabezada por el diputado Ramiro Rivera, "continua así con su labor de devolver la dignidad e identificar a los 2.980 fusilados en la provincia de Valencia durante el franquismo, al igual que en otras ocasiones ha subvencionado las exhumaciones de aquellas personas que fueron víctimas de la represión de grupos incontrolados bajo la República".

Entre las víctimas de esta fosa 111 se encuentran principalmente vecinos naturales de medio centenar de localidades de la provincia: Albaida, Alberic, Alcàsser, Algemesí, Almussafes, Ayora, Bellreguard, Benaguasil, Bétera, Bugarra, Burjassot, Carlet, Castelló de Rugat, Canals, Caudete de las Fuentes, Cullera, Enguera, La Font de la Figuera, Gandia, Gilet, Guadassuar, Llíria, Manises, Marines, Moixent, Oliva, Ontinyent, Paiporta, Pedralba, La Pobla Llarga, La Pobla de Vallbona, Puçol, Rafelbunyol, Rafelcofer, Requena, Riba-Roja del Túria, Rugat, Sagunto, Silla, Sollana, Sueca, Tavernes Blanques, Tavernes de la Valldigna, Torrent, Tuéjar, Utiel, València, Villargordo del Cabriel, Xàtiva y Cheste.

En esta fosa también se espera hallar restos de represaliados procedentes de Castellón (Benicàssim y Castelló) y Alicante (La Romana), además de personas llegadas de Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Los Pedrosos, San Clemente y Yecla.

La mayoría de estas víctimas de la represión franquista eran labradores y jornaleros, pero también había maestros, como los de Bugarra y la Font de la Figuera, carpinteros y pescadores, así como la vecina de Oliva Angelina Barber.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook