El Ayuntamiento de Gandia cerrará este verano al tráfico el paseo marítimo de Neptú con dos objetivos principales. Por una parte, aumentar el espacio peatonal destinado a la ciudadanía con el fin que los paseos y la práctica deportiva sean más seguros y sea más fácil respetar el distanciamiento social y, por otra parte, poner a disposición de bares y restaurantes un nuevo espacio para aumentar sus terrazas y ayudarles a paliar los efectos económicos negativos del Covid-19.

Según acaba de anunciar el Gobierno local en una nota de prensa "se trata de una medida temporal que se enmarca dentro del estado de alarma que va en la línea de decisiones que ya han tomado otras ciudades europeas y que posibilitará que los seis metros de la calzada tengan uso peatonal. Un uso que será compartido con los residentes y compatible con zonas de carga y descarga para suministrar a los comercios y la hostelería de la zona.

El concejal de Movilidad, Nacho Arnau, ha mantenido a lo largo de la mañana diversas reuniones con representantes de los sectores económicos afectados por esa decisión y de la Marina Gandiense con los que se ha estudiado un posible cambio del recorrido del autobús para que modifique el recorrido a través de la calle del Clot de la Mota, como se viene haciendo con motivo de cortes de tráfico producidos por eventos deportivos.

Tras las reuniones, Arnau ha expresado "la buena acogida que ha tenido la propuesta de la medida entre los diferentes actos del sector empresarial durante las reuniones mantenidas esta mañana". "Estamos satisfechos con la continua interlocución que mantenemos. Incluso hemos recogido algunas de las propuestas que nos han realizado para mejorar el estudio que habían efectuado los técnicos de Movilidad. Todo esto se engloba dentro de las medidas que este gobierno está tomando para paliar, en la medida de lo posible, los efectos negativos del Covid-19 para armonizar la recuperación económica y la seguridad sanitaria de todos los ciudadanos".

Por su parte, el vicealcalde y concejal de Urbanismo, Josep Alandete, ha señalado que "seguimos construyendo una ciudad amable, una ciudad para las personas, ampliando los espacios para peatones. En concreto, dentro de las medidas en nuestra lucha por la salud de todas y todos y con el fin de favorecer el mantenimiento de la distancia social necesaria pretendemos convertir el paseo marítimo de Neptú en uso exclusivo para peatones de tal manera que, mientras dure la crisis, se compatibilicen sin problemas las terrazas de los comercios de hostelería y los desplazamientos a pie. Porque otra manera de vivir la ciudad es posible".