11 de junio de 2020
11.06.2020
Levante-emv

Bellreguard moderniza la red de agua potable con las obras del depósito de la playa

El ayuntamiento renueva los contadores ya que tress de cada cuatro están al límite de su vida útil

11.06.2020 | 18:24
El nuevo depósito, en plena fase de construcción.

El Ayuntamiento de Bellreguard sigue impulsando acciones dirigidas a corregir las deficiencias del servicio de abastecimiento de agua potable que llevaron a su municipalización en 2018. Así, durante estos días han comenzado los trabajos para la construcción del nuevo depósito regulador en la playa y, paralelamente, se ha iniciado un plan para acelerar la renovación de la red de contadores. Esta era una de las cuestiones urgentes a mejorar, según los estudios del servicio que llevaron a la decisión de remunicipalizarlo. Y es que sólo un 23,6% de los contadores tenían una antigüedad inferior a 10 años, que es el período en el que se estima que se debe proceder a su sustitución.

De este modo, "con la gestión directa del servicio de agua potable por parte del ayuntamiento vamos reinvirtiendo íntegramente los ingresos que obtenemos por el abastecimiento en dignificar el servicio de agua potable en el municipio, tanto en el pueblo como en la playa", explica el alcalde y responsable de la concejalía del Agua, Àlex Ruiz, añadiendo que "algunas de ellas son urgentes y necesarias como éstas, que redundarán en una mayor eficiencia y en un servicio de mejor calidad para nuestros vecinos y vecinas".
En cuanto al nuevo depósito de la playa ya en obras, supone una inversión de 229.900 euros y dará servicio a la playa de Bellreguard, así como en todo el municipio vecino de Guardamar, mejorando notablemente la calidad del servicio de abastecimiento. El plazo de ejecución de las obras es de cuatro meses.

En cuanto al plan de renovación de contadores, el objetivo es acabar con la actual situación dado que cerca del 75 % (tres de cada cuatro) de los existentes están agotando su vida útil legalmente prevista (12 años) o ya la han superado. De hecho, hasta un 6,63 % de los abonados tienen un contador de más de 20 años de antigüedad. Es por ello que el Ayuntamiento de Bellreguard prevé este año reforzar la renovación anual del 10 % de contadores 500 unidades más. Esto supone añadir otro 13,5 %, por lo que este año se cambiarán un total de 870 (el 23,5% de los existentes). De seguir con este ritmo, la problemática de la antigüedad del parque de contadores municipal estaría resuelta antes de terminarse el año 2022.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook