Suscríbete Ahora

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambios

El autobús Gandia-Oliva mejora el servicio tras la presión de los alcaldes

La empresa incrementa a seis las salidas entre las dos ciudades - Todos los servicios incluyen parada en el hospital - Los recursos de empresas retrasan la licitación del nuevo contrato

El autobús Gandia-Oliva mejora el servicio tras la presión de los alcaldes

El autobús Gandia-Oliva mejora el servicio tras la presión de los alcaldes

Aunque no sea para echar cohetes, la empresa Autobuses la Amistad va a mejorar, desde hoy mismo, el servicio de transporte por carretera en la ruta Gandia-Oliva-Pego, y viceversa. Y lo hará tras la presión ejercida por varios alcaldes, que trasladaron a la Generalitat las quejas de los usuarios por un servicio que consideran claramente insuficiente.

Según ha comunicado el Ayuntamiento de Oliva, desde ahora se pasa, en relación a Gandia, de cuatro a seis servicios diarios, tres matinales y otros tres vespertinos. La reducción a cuatro se mantenía desde que se declaró el estado de alarma.

En el caso de los trayectos completos, entre las localidades de Gandia y Pego, se producen solo dos viajes al día, uno por la mañana y otro por la tarde. En fines de semana se suspende el servicio porque, según señala la empresa concesionaria, prácticamente no hay usuarios.

El alcalde de Oliva, David González, explicó ayer a este periódico que él mismo se puso en contacto con responsables de Transportes de la Generalitat para abordar las quejas de los usuarios y solicitar un incremento de los servicios, especialmente entre esta ciudad y Gandia. González recibió como respuesta que en breve, de hecho desde hoy, se volvería a contar con seis salidas hacia y desde Gandia, pero también le anunciaron que se va a sacar un contrato «de emergencia» para que durante los dos próximos años se garantice el servicio con esa misma frecuencia.

También se atiende la petición de otros alcaldes, como los de Miramar o Bellreguard, para que los autocares se detengan, siempre, en la parada habilitada en el hospital comarcal, que genera una enorme movilidad, y en las inmediaciones del centro comercial Plaza Mayor de Gandia.

No se espera que al menos hasta finales de 2022 se active el otro contrato, paralizado en parte por los recursos interpuestos por empresas de autobuses, que prevé una decena de salidas diarias entre Oliva y Gandia, lo que supondría, de cumplirse, una notable mejora en el transporte público para dos ciudades que, con la población de los municipios intermedios, suman más de 120.000 habitantes.

Desde hace años la Safor, como muchas otras comarcas, sufre un déficit en el transporte público entre localidades que lo hace del todo ineficaz. La Generalitat lleva años diseñando planes para paliar la situación mediante nuevas concesiones que, solo en esta comarca, supondrán un desembolso de cerca de un millón de euros por parte de la Generalitat.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats