Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Memoria histórica

Identifican los cuerpos de los tres primeros vecinos de Tavernes en los restos extraídos de la fosa 112

El análisis ha logrado obtener el ADN del 80% de los cuerpos, por lo que podría haber más identificaciones - Entre los positivos no está el alcalde republicano, Vicente Gómez, cuya nieta promovió la exhumación

Visita que los familiares de la fosa 112 realizaron al cementerio de Paterna. levante-emv

Un total de diez familias, siete de diferentes municipios de la comarca de la Ribera y tres de Tavernes de la Valldigna, ya saben que podrán dar una sepultura digna, con su lápida, su placa y su nombre grabado, a sus familiares que fueron enterrados en la fosa 112 del cementerio de Paterna, el conocido como Paredón de España, donde el franquismo mató y sepultó a miles de personas sometidas a juicios injustos bajo acusaciones descabelladas y cuyo único delito, en realidad, fue ser políticamente contrarios al régimen.

Son los primeros resultados de los análisis de ADN que se han practicado en Madrid a los 98 cuerpos hallados en las dos sacas que se recuperaron durante los trabajos de exhumación llevados a cabo el año pasado.

Los cuerpos que ha sido posible identificar son los que se han cotejado con muestras tomadas a hijos vivos de las víctimas. En total, el laboratorio disponía de 15 evidencias de este tipo, mientras que las que se tomaron a nietos o sobrinos no han dado resultado positivo. Esto es debido a la degradación de las evidencias genéticas de los cuerpos por el paso de los años.

Los vecinos de Tavernes identificados son José Duato Ferrer, de 42 años y carrocero de profesión, José Peiró Calabuig, chófer de 34 años, y Juan Bautista Solanes González, que tenía 33 años y se dedicaba al campo. De momento no se han podido identificar los restos de Vicente Gómez, alcalde republicano de Tavernes, cuya nieta, Carmen Gómez, es la presidenta de la asociación de familiares de la fosa 112 y la principal promotora de todo el proceso que ha permitido sacar los cuerpos.

Para quienes, como en su caso, de momento, no hayan obtenido el resultado que buscaban hay esperanza. Es un proceso delicado pero tienen la fortuna de que el laboratorio ha conseguido extraer ADN del 80% de los restos hallados, algo que no se ha logrado en ninguna otra fosa, como apuntaba la concejala de Memoria Histórica, Noèlia Alberola. Para lograr una muestra genética con la que cotejarlar será necesario exhumar los cuerpos de los familiares directos ya fallecidos, es decir, hijos o hermanos. Es una decisión de las familias y que en el caso de la presidenta de la asociación, por ejemplo, sí que se va a llevar a cabo porque el deseo es poder traer a su abuelo de vuelta a Tavernes. Alberola confirma que prácticamente todos los familiares han mostrado su intención de desenterrar a sus allegados para extraer las muestras necesarias.

El Ayuntamiento ya ha anunciado que no va a cobrar ninguna tasa por la extracción de los cuerpos, siguiendo, por tanto, con el apoyo institucional que el Gobierno local siempre ha dado a la asociación de víctimas, como remarcaba la propia Carmen Gómez.

De hecho, llegar a este punto también ha sido posible gracias al apoyo del Ayuntamiento de Tavernes, que ha asesorado a las familias en la solicitud de las subvenciones necesarias por parte de la Diputación de Valencia para poder sufragar los trabajos de exhumación e identificación.

La edila Noèlia Alberola, que ha vivido el proceso en primera persona, asegura sentirse «muy emocionada e ilusionada» por la posibilidad de que se puedan identificar más cuerpos. Además señala que desde el consistorio «seguiremos dando todo el apoyo a la asociación» y que ya se ha iniciado el trámite para solicitar la fase 3 que será un memorial para las víctimas.

Compartir el artículo

stats