Si hasta hace cinco años alcaldes y dirigentes del PSPV-PSOE y de Compromís protestaban por el deficiente servicio de autobús que existe en la comarca de la Safor, ahora es el PP, que antes dirigía el Consell de la Generalitat, quien se ha puesto al frente de la reivindicación para exigir mejoras en ese servicio público.

Ayer, en la parada de autobús de la calle de les Passadores de Oliva dirigentes del PP iniciaron una recogida de firmas entre los ciudadanos de varios municipios reclamando a los partidos del Pacte del Botànic que cumplan con su compromiso y hagan lo necesario para acabar con una situación que, desde hace años, impide a miles de usuarios disponer de un servicio de autobús digno.

En el acto de la mañana de ayer en Oliva estuvo Óscar Gamazo, diputado en el Congreso, Avelino Mascarell, alcalde de Xeraco y representante en la Diputació de València, y los portavoces de los grupos municipales de Gandia, Oliva, Pego, Bellreguard, l'Alqueria de la Comtessa.

El portavoz del PP de Oliva, Salvador Llopis, señaló a este periódico que solo en la mañana de ayer recogieron alrededor de doscientas firmas de otros tantos ciudadanos molestos por el sistema de autobús que circula entre esta ciudad hacia y desde Pego y Gandia, cuestión que se viene arrastrando desde hace mucho. «Días antes de las elecciones autonómicas la Generalitat publicó el proyecto de mejora del servicio de autobús en la zona sur de la Safor», que también incluye la localidad de Pego, «pero esta es la hora, un año y pico después, que no sabemos nada». Llopis concluyó que la exigencia también abarca al tren Gandia-Oliva-Dénia, otra eterna reivindicación que nunca llega porque tampoco nada de sabe del desarrollo del tan publicitado plan de Cercanías que firmaron la Generalitat y el entonces Ministerio de Fomento, hoy de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Precisamente ayer su titular, José Luis Ábalos, estuvo en Oliva para visitar las obras del Enlace Sur, pero allí no se refirió al proyecto del ferrocarril.