Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejoras

Tavernes reurbanizará 50.000 m2 en la zona degradada de Federico Giner

El ayuntamento abre el proceso para actuar sobre las antiguas naves, ahora abandonadas, y el espacio circundante - El concejal Llàcer señala que la idea es pedir un ARRU a la Generalitat

Tavernes reurbanizará 50.000 m2 en la zona degradada de Federico Giner

El Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna quiere acabar con la imagen de degradación urbana existente en la salida del municipio hacia Alzira, donde, desde hace cerca de ocho años, quedaron cerradas, y abandonadas, las enormes naves de la empresa Federico Giner, dedicada a la fabricación de muebles para colegios.

Entre los viales públicos, el complejo industrial abandonado, las parcelas que acogen edificios residenciales y dos solares propiedad de la Sareb que ahora se convertirán en zonas verdes, juegos infantiles y párkings se contabilizan en ese lugar alrededor de 50.000 metros cuadrados que el ayuntamiento quiere convertir en un nuevo espacio de oportunidades, de inversiones y, fundamentalmente, de calidad urbana.

Esa es la intención del estudio de regeneración urbana que se acaba de encargar a técnicos municipales y que, en breve, incluirá un proceso de participación pública dirigido a «redefinir los usos del suelo y mejorar la fisionomía de este barrio», indica el concejal de Urbanismo, Josep Llàcer.

Con la salvedad de las viviendas, que obviamente se mantienen, en esta nueva planificación cabe todo, pero la idea del Gobierno local, explica Llàcer, es retirar la calificación de suelo industrial, porque ya no tiene sentido en ese lugar, y ofrecer espacios para dotaciones públicas y privadas, nuevos edificios residenciales o comerciales.

Cuando se defina el contenido, que obligará a modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el ayuntamiento estima que sería conveniente acometer un Plan de Reforma Interior (PRI), un mecanismo de la política urbanística que permite redefinir el conjunto del espacio, respetando o no la delimitación de las parcelas actuales.

«Poner el contador a cero»

«Se trata de poner el marcador a cero», explica el concejal Llàcer, quien reconoce que a una actuación de esta naturaleza no se le pueden poner plazos concretos porque algunos trámites requieren meses y es necesario contar con la opinión de los propietarios.

Además, una vez se disponga de la documentación, el consistorio planteará la posibilidad de solicitar ayudas a la Generalitat Valenciana a través de las llamadas Actuaciones de Renovación y Rehabilitación Urbana (ARRU), de las que ya se han beneficiado ciudades como Gandia y Oliva. En el caso de Tavernes afectaría a la zona noroeste del casco urbano, que incluye la antigua zona industrial de Federico Giner.

Sobre este proyecto, Llàcer señala que «siguiendo el compromiso de este gobierno en la mejora constante de nuestra ciudad y de regeneración de zonas degradadas, iniciamos este estudio para reconvertir y revitalizar una zona emblemática de Tavernes que, además, es la rachada de entrada a la ciudad por el oeste».

Esta actuación, añade el responsable municipal de Urbanismo, permitiría dar continuidad a las mejoras que se están llevando a cabo en el área de Divina Aurora-Patronato y la habilitación de zonas verdes, áreas infantiles y párkings.

Compartir el artículo

stats