11 de agosto de 2020
11.08.2020
Levante-emv
Tribunales

Archivan la causa contra "la manada" de Gandia porque la menor mintió en la declaración

El Juzgado de Menores de Gandia también acredita que la relación de los acusados fue consentida

10.08.2020 | 19:56
Archivan la causa contra "la manada" de Gandia porque la menor mintió en la declaración

El Juzgado de Menores número 1 de València ha archivado la causa contra los tres menores, de entre 14 y 17 años, que habían sido acusados de una violación cometida en mayo de 2019 en las inmediaciones de una zona de ocio de Gandia.

El juzgado considera probado, por la declaración de la chica que denunció, que mintió durante su declaración porque, la relación que mantuvo con los acusados fue consentida.

El abogado gandiense Miguel Habichayn y la Fiscalía de Menores llegaron a la conclusión de que esa declaración no era veraz porque una amiga refrendó que las relaciones fueron consentidas con uno de los acusados, mientras que no hay certeza de que se produjera agresión con los otros dos. Cuando los hechos fueron revelados, incluso llegó a hablarse de una «manada» de Gandia que la investigación policial y judicial se ha encargado ahora de desmentir.

Los hechos se remontan a mayo del año pasado cuando en la comisaría de la Policía Nacional de Gandia se presenta la denuncia de una menor de 14 años de edad que aseguraba haber sido víctima de una violación grupal en esta ciudad. Los acusados fueron detenidos por la Policía Nacional en el instituto donde estudiaban, ante de sus propios compañeros de clase.

Según denunció la menor, de 14 años, durante la madrugada del domingo 18 de mayo fue agredida sexualmente por tres jóvenes y mandó un whatsapp a su padre comunicándole que tres chicos la habían violado. El padre alertó de los hechos y varias patrullas de Policía Local y Nacional peinaron la zona en busca de los autores. La chica fue localizada en casa de unas amigas, donde había acudido a refugiarse, a ducharse y a cambiarse de ropa.

Exceso de alcohol


La menor, que había bebido alcohol en exceso esa noche, pese a que por su edad lo tiene prohibido en locales de ocio, reseñó que estuvo en una zona con bancos, muros de piedra y árboles, momento en el que se acercó un joven y mantuvo relaciones sexuales con ella, indicándole además que iban a realizar «un trío», por lo que supuestamente se unió al abuso sexual una tercera persona que también abusó de ella.

Tras la detención de los acusados, declararon que esa relación fue consentida y el juez les dejó en libertad. Ahora la justicia ha acordado el archivo de la causa porque «no resulta debidamente justificada la perpetración del delito». La defensa de uno de los menores, ejercida por Miguel Habichayn, ha demostrado que no hubo tal agresión sexual, ni grupal ni individual.

Es más, la Fiscalía reconoce que en el informe pericial sobre a credibilidad de la menor «se hace constar que mintió en parte en su declaración» y que los hechos fueron consentidos. Incluso el padre de la chica, al tener conocimiento de la realidad de los hechos, optó por retirar la denuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook