Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una iniciativa fallera moviliza a la comarca para ayudar al Centro de Acogida a que llegue comida

La crisis sanitaria y la restricción de las visitas de las voluntarias a la casa de Palma de Gandia mengua la reserva de alimentos - El presidente de las Fallas de Gandia, Telmo Gadea, manda un vídeo al colectivo que llega a cientos de personas

Una iniciativa fallera moviliza a la comarca para ayudar al Centro de Acogida a que llegue comida

Una iniciativa fallera moviliza a la comarca para ayudar al Centro de Acogida a que llegue comida

Poco imaginaba el presidente de la Federació de Falles de Gandia, Telmo Gadea, que el vídeo que grabó, dirigido al colectivo fallero de la ciudad, pidiendo aportaciones de comida para ayudar al Centro de Atención San Francisco de Asís de Palma de Gandia generaría la ola de adhesiones y de solidaridad que ha levantado. El propio protagonista se mostraba ayer «sorprendido» por la situación.

La casa, ubicada en el término de Palma de Gandia, acoge a personas enfermas y muy vulnerables, que reciben atenciones y cuidados hasta los últimos días de sus vidas. Actualmente hay 47 residentes. Desde el momento en que se inició la pandemia del coronavirus, los frailes franciscanos que gestionan el centro tomaron la decisión de restringir las visitas que voluntarios y voluntarias o miembros de entidades de la comarca realizaban cada día para ayudar en las labores o hacer sus aportaciones.

Teniendo en cuenta que la enfermedad Covid-19 se estaba cebando con las personas mayores y con una mayor vulnerabilidad en lo que a la salud respecta, la medida buscaba evitar que el virus entrara en el centro, algo que podría haber sido dramático. De hecho, aquella decisión fue la mejor porque ha logrado mantenerlo alejado de los pacientes.

Sin embargo, entre el confinamiento y después el hecho de que se sigue sin poder acceder al interior, las reservas de comida han empezado a estar justas, como reconocía a este periódico el hermano Pepe.

Esa situación, como explicaba ayer Gadea a Levante-EMV, derivó en una llamada por parte de los franciscanos al presidente de las Fallas interesándose por si este año se iba a celebrar el Dinar de Germanor, un evento fallero donde se recoge comida para el centro y que siempre tiene lugar en septiembre. Durante la conversación le explicó la situación del centro. «Evidentemente, en el actual contexto, donde no nos podemos juntar ni hacer actos masivos, no va a hacerse», señalaba el máximo representante del colectivo fallero.

Un vídeo que se hizo viral

Así que se le ocurrió grabar un vídeo con el teléfono móvil en el que animaba a los falleros y falleras a realizar las aportaciones de comida no perecedera que habrían hecho en el Dinar de Germanor. Les citó para el próximo lunes a las 20 horas en el Museu Faller. «Era un vídeo destinado a las fallas exclusivamente», reconocía. Pero, cosas de las redes sociales, las imágenes no tardaron ni dos horas en hacerse virales. A medianoche del viernes, el mensaje de poco más de tres minutos de Telmo Gadea ya estaba en los teléfonos móviles de media comarca de la Safor y se compartía en redes sociales a un ritmo vertiginoso.

En el mismo, el presidente alertaba de que a los franciscanos «les falta lo que a muchos nos sobra en casa: comida» y pedía «solucionar rápidamente esta situación para una buena temporada». También detalla algunos de los productos que se pueden aportar como botes de conservas, galletas, café, cacao soluble, pastas, arroces, botes de tomate, harina, etc.

«La idea no era que se hiciera viral e insisto en que la campaña iba dirigida a los falleros y falleras pero si alguien más se suma y quiere hacer su aportación, bienvenido será», señalaba el presidente.

La repercusión del mensaje grabado fue tal que durante el día de ayer ayuntamientos e instituciones pusieron en marcha iniciativas similares o se adhirieron a la campaña, como el de Daimús. El de Palma de Gandia, municipio en el que se encuentra el centro de acogida, donó 3.000 euros para la adquisición de los productos que necesiten, además de poner en marcha una Campanya del Quilo. Los festeros de l'Aurora de Ador organizaron una recogida de alimentos. La Semana Santa hizo entrega ayer de la comida recogida en su campaña.

Compartir el artículo

stats