30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iniciativa

La banda de Potries organiza una campaña de mecenazgo para garantizar su actividad

La duda por las matrículas de la escuela y la cancelación de eventos dejan a la entidad en una situación complicada

Primer pasacalle de la banda de Potries tras el Estado de Alarma.

Primer pasacalle de la banda de Potries tras el Estado de Alarma. levante-emv

Las bandas de música, las asociaciones musicales, forman parte de la tradición de los pueblos de la comarca de la Safor. ¿Alguien se imagina unas fallas, Semana Santa o procesión sin música? Resulta complicado formarse esa imagen en la cabeza porque, directamente, sin el acompañamiento que ofrecen estas formaciones, los actos directamente no existirían.

Estos, sin embargo, no son buenos tiempos para la música. Lo saben en cualquier formación pero especialmente patente se ha hecho en la banda de Potries. La Associació Artisticomusical Sant Blai de este municipio ha puesto en marcha una campaña pública para la recogida de fondos que sirvan para poder inicar con garantías el próximo ejercicio. El objetivo es lograr 2.000 euros que permitan garantizar la viabilidad económica de la banda, el coro y la escuela de música, según se puede leer en el texto cogado por la entidad en la plataforma Verkami, desde la que se pueden realizar las donaciones.

El director, Adrià Ronda, explicaba ayer en Levante-EMV que esta aportación «nos permitiría iniciar el curso con un colchón y sin necesidad de tener que solicitar un préstamo» porque la entidad no tiene liquidez suficiente para afrontar los gastos. Reconoce que el curso de la escuela de música «podrá empezar» pero no esconde que «si la situación no cambia, no sabemos si acabaremos».

En un municipio pequeño como Potries «conseguir cada año nuevos alumnos y socios para la asociación supone todo un reto». «Hay quintas que solo tienen dos niños», remarca el director, lo que hace deficitaria la escuela. A eso se le suma la situación de crisis generada por el coronavirus que ha obligado a suspender actuaciones por las que la banda ingresaba dinero durante el verano y que era otra de las fuentes de ingresos de la entidad. «Posibles nuevos confinamientos al inicio del próximo curso proyectan dudas sobre la viabilidad económica de la asociación», remarca.

La asociación tiene «el pleno apoyo» del ayuntamiento, que no ha recortado nada de su aportación pero hay otras subvenciones de administraciones superiores «que te dicen que son para un ejercicio pero igual llegan al siguiente o año y medio después», cuestiones estas que ahogan el funcionamiento diario de la entidad.

En la propuesta de crowfounding hay varias alternativas. Los interesados pueden donar desde 650 euros hasta los diez. Hasta ayer, según pudo comprobar este periódico en la plataforma Verkami, se habían recaudado 1.025 euros a través de un total de 37 aportaciones. Está a algo menos de mil euros del objetivo propuesto de los 2.000 pero aún quedan por delante 25 días para poder realizar aportaciones.

Por ello, desde la entidad hacen un llamamiento a la colaboración de vecinos y vecinas de la comarca de la Safor «para disponer de unos fondos que nos permitan seguir con nuestras actividades en el próximo curso», apuntan desde la asociación musical Sant Blai.

Quienes realicen su aportación recibirán, dependiendo de la cantidad que ingresen, una «arreplegà» por parte de la banda en su casa, el disco «Sons de la Terra», una bolsa de mano, una lámina de la artista Aida Muñoz, una misa cantada, un pasacalle con 20 músicos o la composición de un pasodoble para la persona que elijan.

Compartir el artículo

stats