Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Regantes de Simat y Benifairó confían en que Agricultura asuma parte de la instalación del goteo

El director general, Roger Llanes, conoce de primera mano el proyecto cuyo coste asciende a 1,5 millones

Regantes de Simat y Benifairó confían en que Agricultura asuma parte de la instalación del goteo

Regantes de Simat y Benifairó confían en que Agricultura asuma parte de la instalación del goteo

La Comunidad de Regantes de la Font Gran y la Font Menor, que aglutina a unos 900 agricultores de los términos municipales de Simat y Benifairó de la Valldigna confían en que la Conselleria de Agricultura, Desenvolupament Rural Emergència Climàtica i Transició Ecològica dé finalmente el visto bueno a una ayuda que podría ser de hasta 750.000 euros para sufragar el proyecto de modernización de todo el sistema de riego.

Se trata de un asunto que los agricultores vienen reivindicando desde hace décadas, como explicaba ayer a Levante-EMV el presidente de la entidad, Ángel Fons. La inversión total asciende a 1,5 millones de euros y, de hacerse realidad, será la más importante que se hace en los municipios de Simat y Benifairó en muchos años. Las ayudas del Consell cubren hasta el 50% del proyecto.

El objetivo es pasar del tradicional riego «a manta», que se utiliza actualmente en estos campos, al riego por goteo. Con este cambio, se gana eficiencia, ya que el uso del agua es más racional. Eso repercute en el producto, que puede salir al mercado con un precio más competitivo, ya que se reducen los costes de producción.

Con el riego «a manta» los agricultores están obligados a abonar la tierra antes, con el trabajo y gasto que ello lleva. En cambio, con la nueva infraestructura, el agua ya sale abonada, ahorrando gastos al agricultor.

Casi la mitad del presupuesto es para la obra hidráulica y el cabezal comunitario. El nuevo sistema contará con una red de tuberías de más de 15 mil metros con sus diferentes tamaños y 80 hidrantes repartidos en toda el area para distribuir el agua en las diferentes parcelas y dará servicio a las prácticamente 2.000 hectáreas de cultivo que pertenecen a la comunidad de regantes que gestiona el agua que procede de las fuentes Gran y Menor de Simat.

Si finalmente la conselleria concede esta ayuda, la entidad tendrá que buscar otra fórmula para financiar el resto del proyecto, probablemente a través de un préstamo bancario.

Además de conceder estas ayudas, la propia conselleria ya está trabajando en un proyecto que acometerá en Simat. En este caso se trata de la construcción de un embalse que servirá tanto para el riego como para otros menesteres como suministrador de agua para apagar posibles incendios forestales. Este proyecto se ha declarado «de interés general» y será laGeneralitat quien lo ejecute directamente.

El director general de Agricultura, Ramaderia i Pesca, Roger Llanes, visitó ayer el municipio de Simat, desde el que parte el sistema de riego, para conocer de primera mano el proyecto, así como las necesidades de los agricultores de la zona. «La conselleria quiere implicarse en este proyecto con las herramientas de las que dispone». El representante de la Conselleria de Agricultura señaló que «en los próximos meses se resolverá si los regantes de Simat y Benifairó reciben esta ayuda». Por su parte, el presidente de la entidad, Ángel Font, destacaba la «necesidad» de que se acometa esta obra porque «o ponemos riego por goteo o cerramos 'la paraeta'». Y es que a los agricultores de la zona las cuentas no les salen. «Con el riego por goteo te ahorras el abonoy solo tienes que tirar herbicida, además se puede hacer cultivo ecológico». El agricultor explicaba que «entre los daños que causa el jabalí y la edad de las acequias, necesitas una fortuna para empezar la temporada».

Compartir el artículo

stats