El incendio de una furgoneta estacionada junto a la zona de los juzgados de Gandia desató la alarma de las fuerzas de seguridad en la mañana de ayer en Gandia. El suceso tuvo lugar a media mañana cuando el vehículo, aparcado en la calle dels Reis Catòlics, junto al parque del País Valencià, ardió seguramente a consecuencia de un fallo en el motor. Inmediatamente acudieron servicios de la Policía Local y Policía Nacional, así como de una dotación de bomberos que procedió a apagar las llamas. Pese a la rápida actuación el vehículo quedó completamente destruido y otros dos estacionados al lado también sufrieron daños. Según indicaron fuentes policiales, no hubo que lamentar desgracias personales, pero el humo negro que desprendía sí generó expectación entre decenas de personas.