El Ayuntamiento de Gandia ha iniciado esta semana las obras para la mejora general de varias calles del núcleo antiguo de la playa, un anuncio que ya hizo el Gobierno local poco después de que arrancara la construcción del gran hotel Caleia Senator.

Los trabajos, que se acometen cuando ya la temporada turística toca a su fin y son muchos menos los turistas de la playa, van dirigidos a mejorar la imagen de algunas vías urbanizadas hace décadas que presentan aceras estrechas o deficiencias por tantos años sin grandes intervenciones. La renovación de infraestructuras y el embellecimiento afectará, entre otras, a calles como Barraques, Cibeles, Illes Balears y la fachada marítima.

Según el plan diseñado por el ayuntamiento, los trabajos se harán con relativa rapidez, y se prevé que estén completamente concluidas entre finales de este año y principios de 2020.

Especialmente llamativa será la actuación en el paseo marítimo de Neptú, donde se van a renovar algunos tramos deteriorados por el paso de vehículos. Esta mejora se produce después de que el Gobierno local aplicara este verano, por primera vez, el cierre del tráfico para dar más espacio al peatón y a las terrazas de los establecimientos hosteleros.

El concejal delegado de Turismo y Playas, Vicent Mascarell, señaló ayer a este periódico que «en estos momentos de incertidumbre necesitamos continuar apostando por la mejora de nuestros destinos turísticos, sus infraestructuras y la confortabilidad del espacio». Mascarell concluyó que los proyectos que ahora se ejecutan darán «más calidad, innovación y sostenibilidad para que, cuando volvamos a la normalidad, estemos mejor preparados y poder competir».