Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una pretemporada atípica

El Angels Vision no puede entrenar bien por las lesiones y ha perdido lo 4 partidos disputados

Una pretemporada atípica

Una pretemporada atípica

El Angels Vision está viviendo una pretemporada anormal. Los entrenamientos empezaron el pasado 20 de agosto y, desde encontes, el primer equipo de Units pel Bàsquet Gandia ha perdido los cuatro encuentros de preparación que ha disputado, además de no haber podido trabajar con normalidad por culpa de las lesiones.

El propio entrenador, Víctor Rubio, comentaba ayer a esta redacción que «no podemos estar contentos de cómo ha ido este periodo. No hemos podido competir cómo nos hubiera gustado por culpa de las lesiones y los resultados no han acompañado. Además, cuando parecía que el equipo empezaba a dar muestras del trabajo diario han vuelto los problemas en forma de lesiones y nos hemos frenado en seco. Está siendo una temporada atípica y tenemos claro que es una cuestión de estabilizar la calidad del trabajo diario y eso nos llevará al camino de las victorias».

En cuanto a la preparación física, técnica y táctica de la plantilla, el técnico apunta que «los jugadores llegaron bastante bien y con una enorme ilusión después de tanto tiempo parados debido a la pandemia y el confinamiento. En los primeros días nos pusimos a un buen nivel físico y parecía que el trabajo estaba más centrado en la cuestión técnica y táctica con un equipo tan nuevo y con gente tan joven. Los contratiempos han frenado la evolución del equipo y, por tanto, estamos bastante lejos de lo que nos gustaría».

Sobre los partidos amistosos, Víctor Rubio dice que «seleccionamos bien a los rivales porque nos ayudaron a crecer como equipo, pero ha sido una lástima no haber podido trabajar bien para calibrar nuestro potencial».

En torno a las lesiones, el «coach» gandiense las achaca a la mala suerte, ya que «en un mismo patrtido se lesionaron tres jugadores y otros dos se hicieron daño durante los entrenamientos. Son hechos que, difícilmente, pueden volver a pasar».

Al preguntarle por el retraso en el inicio de la competición oficial, Rubio reconoce que «nos beneficia porque vamos a tener más tiempo para recuperar a los jugadores lesionados», por lo que el principal objetivo desde ahora hasta el 18 de octubre, que es la fecha fijada para el inicio de la Liga EBA, no es otro que «recuperar el mayor número de efectivos posibles para poder preparar estos compromisos de manera muy específica, ya que en esa fecha tampoco tendremos una identidad clara de equipo. Necesitaremos dos o tres semanas más para intentar ser lo que queremos».

Víctor Rubio también tiene palabras de elogio «hacia los júniors e, incluso, los cadetes que nos están ayudando a trabajar cada día en los entrenamientos. Sin los canteranos hubiera sido imposible entrenar. Espero poder premiarles durante la temporada».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats