Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villalonga trasladó injustamente de su puesto de trabajo a la número 6 de la lista del PSOE

La jueza considera que no existía motivación para enviar a la biblioteca a quien antes estaba en el ayuntamiento

El Ayuntamiento de Villalonga, donde trabajaba la funcionaria interina trasladada a la biblioteca. | J. A. ROSELLÓ

El Ayuntamiento de Villalonga, donde trabajaba la funcionaria interina trasladada a la biblioteca. | J. A. ROSELLÓ

Alicia Gomis, la misma concejala que en la pasada legislatura pedía la dimisión del alcalde socialista de Villalonga, Enric Llorca, cuando recibía sentencias por trasladar o tratar injustamente a trabajadores municipales, tendrá que meditar ahora si aplica esa medida para sí misma.

Gomis acaba de conocer que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 7 de València ha resuelto anular el traslado forzoso que ordenó a una funcionaria interina municipal, un hecho que ocurrió pocas semanas después de tomar posesión de su cargo como concejala de Personal. Gomis, del grupo Fer Poble, que fue tránsfuga del PSOE en la pasada legislatura y que ahora integra el Gobierno local junto a Compromís y el PP, adoptó esa medida contra Isis Sendra, que figuraba como número 6 de la candidatura del PSPV-PSOE a las elecciones municipales de 2019, lo que algunos han interpretado como una represalia política.

En concreto, Alicia Gomis, ejerciendo las funciones que le había delegado el alcalde, Domingo García, ordenó el 29 de agosto de ese año que la funcionaria interina, hasta ese momento adscrita como auxiliar administrativa a los departamentos de Registro Civil y Juzgado de Paz, y con puesto de trabajo en el edificio consistorial, fuese trasladada a la Biblioteca Municipal, donde ha permanecido desde entonces.

Isis Sendra consideró que ese traslado forzoso no había reunido las condiciones exigidas por la ley, entre otros aspectos porque no había sido negociada con los representantes de los trabajadores y porque no existía motivación alguna para abandonar el lugar en el que había estado hasta ese momento. De hecho, su puesto fue ocupado por dos personas, en vez de una. Los argumentos han sido asumidos por la jueza, que acaba de anular el traslado y ordena a Gomis que restituya a la afectada al lugar en el que estaba destinada, rechazando el argumento esgrimido por la concejala de Fer Poble, que señaló que había decidido ese cambio por «necesidades del servicio».

Según ha podido saber este periódico, no es este el único caso de actuaciones de la concejala de Personal que en estos momentos se está juzgando. Otros trabajadores que también cambiaron de función o de lugar por orden de Alicia Gomis presentaron recursos contra esas resoluciones que aún están pendientes de fallo por parte de los jueces.

De inmediato cumplimiento

Fuentes sindicales consultadas indican que con esta sentencia el Ayuntamiento de Villalonga debe incorporar inmediatamente a la afectada en su lugar, al margen de que se presente o no un recurso contra la misma. Además, la jueza condena a costas a la demandada, lo que supone que será el mismo consistorio el que tendrá que abonar la cantidad económica que se fije en su momento, algo que, también en la pasada legislatura, Alicia Gomis le criticaba al socialista Enric Llorca.

¿Eso lo va a pagar la concejala de su propio bolsillo?

El Partido Socialista de Villalonga emitió ayer un comunicado a través de las redes sociales valorando esta sentencia en el que señala que el traslado de la trabajadora afectada se produjo «sin más motivo que el rencor y la venganza personal», y recordó que en el pasado pleno corporativo los socialistas insistieron al alcalde para que le retirara las funciones de responsable de Personal a Alicia Gomis porque, en su opinión «está ejerciendo una persecución contra todos los trabajadores del ayuntamiento que no son de su cuerda». Los socialistas, que también responsabilizan de lo sucedido al «asesor» de la concejala Gomis, auguran que este es solo el primer capítulo de otras sentencias similares que se irán conociendo en los próximos meses, y concluyen preguntándose si los costes del juicio que el ayuntamiento ha perdido «los va a pagar la señora Gomis de su propio bolsillo». s. s. gandia

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats