El Rácing Rafelcofer perdió ayer el partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo V de la Regional Preferente, disputado en casa contra el Calp, por 0-1.

El encuentro, que se celebró a puerta cerrada como medida de seguridad frente a la epidemia, estuvo muy peleado por los locales, pero prácticamente se decidió en una jugada desgraciada al principio de la segunda parte, en el minuto 46, donde el balón cogió un efecto inesperado dentro del área local que aprovechó el Calp.

Los racinguistas han perdido los dos partidos jugados en casa (contra el Tavernes y el de ayer), y sólo han ganado uno, el disputado hace una semana en el campo del Xàbia. El equipo de Natxo Soler sigue mentalizado de que tendrá que sufrir y sobreponerse pronto de los reveses.

Hoy domingo a mediodía tendrá lugar el derbi de invictos en el Grau de Gandia entre la UD Portuarios Disarp y la UE Tavernes.