La deuda viva del Ayuntamiento del Real de Gandia se reducirá un 92% al cierre de este año con respecto a junio de 2015. Según informaron fuentes municipales a través de un comunicado, hace cinco años era de 1.418.108 euros, pero cuando acabe este 2020 se deberán créditos y avales por valor de 120.845 euros. Y esta gestión ha sido posible sin afectar «las partidas sociales, educativas y de empleo, así como las inversiones públicas», que incluso se han incrementado, aseguró el alcalde, el socialista Gustavo Mascarell.

Esto supondrá, añadió Mascarell, que el ayuntamiento se situará en un índice de endeudamiento del 8%. Esta cifra del 8% representa el nivel de deuda más bajo en los últimos 13 años en el Real de Gandia, ya que la mayor reducción de la deuda se ha producido desde 2015 hasta la actualidad.

Gustavo Mascarell resaltó que el Ayuntamiento ha pagado más deuda de lo previsto, «gracias a los buenos resultados económicos en los presupuestos liquidados, que se han saldado todos con superávit». El primer edil puso en valor que «todos» los indicadores económicos del ayuntamiento «han mejorado notablemente en estos últimos años».

En este sentido, recordó que el principal problema hace años era la deuda y asegura que el resultado de la gestión del Ejecutivo local en esta área es «inapelable». «Los resultados económicos obtenidos son el mejor aval a nuestra gestión», recalcó.