Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Europa se convierte en la esperanza para ejecutar el Tren de la Costa

El conseller Arcadi España anuncia una reunión con el Gobierno de España para fijar definitivamente la hoja de ruta de esa infraestructura

Una de las muchas concentraciones realizadas para reivindicar la construcción del tren entre las ciudades de Gandia, Oliva y Dénia. | JOSÉ TOMÉ

Una de las muchas concentraciones realizadas para reivindicar la construcción del tren entre las ciudades de Gandia, Oliva y Dénia. | JOSÉ TOMÉ

Si durante casi cuarenta años la prolongación del tren desde Gandia hacia las ciudades de Oliva y Dénia ha sido un triste ejemplo de clamar en el desierto es porque ninguna administración, ni el Estado ni la Generalitat, han querido poner el dinero para ejecutar la obra.

Pero ahora, cuando ese proyecto ha quedado diluido en otro mucho más ambicioso llamado Tren de la Costa, que consiste en unir València y Alicante por un corredor ferroviario costero, surge la esperanza de que, finalmente, se aborde en serio la actuación y se aporte el dinero para empezarla. Esa esperanza se llama Europa, y la bolsa de dinero son los Fondos de Reconstrucción para impulsar la economía tras la catástrofe provocada por la pandemia del covid.

Ayer, en Gandia, el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, confirmó, a preguntas de este periódico, que, a priori, el Tren de la Costa figura entre esas infraestructuras susceptibles de entrar en el enorme paquete de actuaciones que se financiarán con dinero europeo. No solo porque se estima que serviría para impulsar el desarrollo económico de un territorio, que en este caso es una potencia turística, sino también porque el ferrocarril está en los primeros puestos de la lista de proyectos financiables con estos fondos, dado que se trata de un sistema de transporte que vertebra los espacios urbanos, los acerca a las áreas metropolitanas y, cuestión no menos importante, es un medio limpio, que consume poco territorio y en cuyo funcionamiento se emplean energías renovables.

Arcadi España estuvo en Gandia para presentar a los alcaldes de la Safor el Plan de Acción Territorial (PAT) de las Comarcas Centrales Valencianas que su departamento ha empezado a redactar. En ese encuentro el alcalde de Oliva, David González, preguntó si los proyectos que el PAT señale como prioritarios «van a estar alineados con la agenda de la Unión Europea», y añadió que el Tren de la Costa sería uno de los que «tendría mucho sentido» que se pagara con esos fondos de recuperación. Después fue el conseller España quien indicó que, efectivamente, esa infraestructura, y otras como la conversión de la línea Xàtiva-Alcoi en un trazado homologable y moderno, cumplen con los criterios que Europa marcará. Y, a preguntas de este periódico, añadió que «la Comunitat Valenciana estará peleando ante la Unión Europea por esas infraestructuras».

En el encuentro de ayer en Gandia, al que acudieron una docena de alcaldes de la Safor, el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad reconoció un cierto hartazgo por los muchos años de reivindicación del tren Gandia-Oliva-Dénia y los escasos resultados que ha dado pese a que todos los partidos y agentes sociales lo consideran una pieza fundamental en el desarrollo económico y social de las comarcas beneficiadas.

Frente a esa situación, Arcadi España comprometió su palabra anunciando que en breve mantendrá una reunión con representantes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con el objetivo de pactar una «hoja de ruta» que permita definir un horizonte de actuaciones para ejecutar, a tramos, esa infraestructura. En ese encuentro, previsiblemente, también se abordaría la posibilidad de incluir el Tren de la Costa entre los proyectos financiados con esos Fondos de Reconstrucción, cuya cuantía alcanza la friolera de 750.000 millones de euros y que, por ese motivo, incluso ha recibido el apelativo de «plan Marshall» de la Unión Europea.

En la estructura socioeconómica de las Comarcas Centrales hay salas con muchas goteras, y el PAT pretende ser un diagnóstico que proponga las «reparaciones» necesarias a reivindicaciones de los ciudadanos y de los sectores económicos. Una de esas goteras es el transporte público, que, por deficiente, impide la movilidad a muchas personas que no disponen de vehículo propio. Ante el conseller Arcadi España el encargado de sacar esta cuestión fue el alcalde de Ròtova, Jordi Puig, quien dijo que en la actualidad «hay pueblos que seguimos aislados». El conseller reconoció que este es un problema de complicada resolución pero que la Generalitat ha iniciado el proceso para mejorar las líneas de autobús, y pidió a los alcaldes que comuniquen cualquier incumplimiento de los contratos de emergencia que, desde hace meses, intentan paliar esas deficiencias.

El Consell experimenta con el PAT de las CCV un modelo de crecimiento policéntrico

La Generalitat ha puesto muchas esperanzas en que el Plan de Acción Territorial de las Comarcas Centrales Valencianas (PAT) sirva en un futuro no muy lejano para marcar criterios, y actuaciones concretas, que deriven en el crecimiento ordenado, en la protección del territorio y en la activación de los sectores económicos que existen en un territorio que abarca ocho comarcas: la Safor, la Vall d’Albaida, la Costera, la Canal de Navarrés, el Comtat, l’Alcoià, la Marina Alta y la Marina Baixa. De hecho, como se anunció en la presentación de ayer, ninguna otra zona como esta representa un ejemplo tan claro de desarrollo económico en una estructura territorial muy policéntrica, con varias ciudades que ejercen un papel de capitalidad sobre sus comarcas, e incluso sobre territorios aún más pequeños.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats