Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El COR abre el proceso para que en 2 años las familias paguen según la basura que generen

Los «contenedores inteligentes» se implantarán a petición de los ayuntamientos, que tendrán ayudas de fondos europeos para su compra. El órgano de gestión de residuos reconoce que así se fomenta el reciclaje y la reducción de desechos

El COR abre el proceso para que en 2 años las familias paguen según la basura que generen

Si una persona paga en el recibo del agua o de la electricidad según el consumo que realiza, y si el gasto en carburante para su vehículo se ajusta a los kilómetros que recorre, ¿por qué todos tienen que pagar lo mismo en la factura de la basura si unos generan más residuos que otros?

Esa es la pregunta que se ha hecho el Consorcio de Residuos de la Safor, la Vall d’Albaida, la Costera, la Canal de Navarrés y el Valle de Ayora (COR), y la respuesta, que beneficiaría a miles de personas concienciadas en el reciclaje y en reducir el volumen de residuos, es que, efectivamente, también aquí deben pagar más los que más llenen las bolsas.

Así, en la última asamblea de la entidad, celebrada en su sede de Xàtiva, se ha decidido abrir el proceso para que los ayuntamientos puedan implantar un sistema informático adosado a los cubos de basura o en los propios contenedores, para «contabilizar» los desechos que arrojan las personas que viven en cada uno de los domicilios. Al final del año ese registro es que serviría para cuantificar lo que tiene que se tiene que pagar por ese servicio esencial.

Esa es la fórmula que permitiría recompensar definitivamente a quienes reciclen y a quienes reduzcan la cantidad de basura generada. En la parte contraria, el grueso del gasto para la recogida, transporte y tratamiento de la basura recaería en los «inconscientes» que, pese a las campañas de la Administración, siguen haciendo caso omiso y ni reciclan ni se esfuerzan en rebajar la cantidad de objetos que tiran a los contenedores de basura.

Según señalaron ayer a este periódico la gerente y el vicepresidente del COR, Elba Montes y Vicent Muñoz, la implantación de esta novedosa factura «tanto generas, tanto pagas» se haría a petición de cada ayuntamiento en un proceso que, en parte, sería financiado por la Unión Europea, la Administración que, desde hace años, más está presionando para rebajar la llamada «huella ecológica» que deja la enorme cantidad de desechos de todo tipo que se tienen que tratar.

Tarjeta o código de acceso

Así, los «contenedores inteligentes», que se abrirían con una tarjeta o con la introducción de un código correspondiente a cada domicilio, se financiarían al 50% con los fondos Feder de la Unión Europea. La otra mitad la aportaría cada uno de los ayuntamientos. Cada vez que el usuario introduce la tarjeta o el código secreto se registra la cantidad de basura depositada, y el volumen anual total es el que determinaría la cuantía final de la tasa.

Según informó ayer el COR en un comunicado, esa gestión «permitirá establecer en un futuro un verdadero pago por generación, fomentar verdaderamente la recogida separada de residuos en origen e incidir en la prevención en la generación de residuos».

Elba Montes y Vicent Muñoz añadieron a este periódico que entre la tramitación, la adquisición y la instalación de contenedores o cubos con el código y la puesta al día de los ayuntamientos y las empresas que recogen la basura, los primeros municipios podrían estrenar el «tanto genero, tanto pago» entre los años 2022 y 2023.

Compartir el artículo

stats