30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera cooperativa de viviendas de Gandia arrancará a lo largo de 2021

La entidad espera financiación a través de una subvención estatal

El solar de unos mil metros cuadrados donde se construirá el edificio colaborativo. | XIMO FERRI

El solar de unos mil metros cuadrados donde se construirá el edificio colaborativo. | XIMO FERRI

El nuevo edificio de viviendas que surgirá del proyecto de cooperativa que pretende poner en marcha la Fundación Todo Ayuda en la ciudad de Gandia será toda una revolución para el distrito de Santa Anna. Esta obra se sumará a la que se espera que arranque en los próximos meses, la del futuro Palacio de Justicia, un edificio moderno y vanguardista que atraerá cada día a cientos de personas al barrio.

Las dos edificaciones ya por si mismas revitalizan el barrio, pero, además, pueden servir para atraer a nuevos negocios a la zona y, quien sabe si también edificios de viviendas que atraigan a nuevos vecinos y vecinas.

Aunque quedan algunos años para que estos proyectos sean una realidad al cien por cien, solo el hecho de que se esté avanzando de forma decidida ya permite ser optimista a la ciudad sobre lo que depara al futuro de un distrito que lleva décadas esperando actuaciones de este tipo.

De hecho, si se cumplen los plazos previstos por la Conselleria de Justicia, las máquinas empezarán a trabajar en el solar del Palacio de Justicia ya en las primeras semanas del año 2021. Serán unas obras que se alargarán hasta mediados del 2023 tras una inversión de 17 millones de euros.

En los nuevos juzgados trabajarán 150 personas y recibirán, de media, unos 300 usuarios y usuarias cada día, por lo que el trasiego de personas cada día en la zona está asegurado.

Una vez inaugurado, o incluso antes, habrá que estudiar a qué se dedica el edificio de los juzgados que quedará vacío en Roís de Corella una vez se inaugure el nuevo espacio en Santa Anna. Para entonces habrá abierto también el espacio sociosanitario.

El plan para que Gandia sea una de las primeras ciudades de la Comunitat Valenciana que servirán de prueba para el modelo de vivienda cooperativa sigue adelante. Si bien todo el asunto de la pandemia ha ralentizado el proceso, la fundación Todo Ayuda, que fue la adjudicataria de la parcela propiedad de la Generalitat donde se levantará el edificio, ha seguido cumpliendo los trámites administrativos para completar el proceso.

A mediados del 2019, la Conselleria d’Habitatge i Arquitectura Bioclimàtica que dirige el vicepresidente segundo del Consell, Rubén García Dalmau adjudicaba a esta entidad tres parcelas de su propiedad para la promoción del llamado «cohousing» o vivienda colaborativa. Una de ellas, de unos mil metros cuadrados, se encuentra en el distrito de Santa Anna, junto a la que albergará el futuro Palacio de Justicia.

Antonio Gimeno, representante del patronato de la fundación, explicaba ayer a Levante-EMV que un despacho de arquitectos está en estos momentos redactando el proyecto básico, por lo que no se conocen más detalles de cuál será su diseño. Lo que sí que está descartado es la utilización del diseño que resultó ganador del concurso de ideas de arquitectos que organizó el Ayuntamiento de Gandia el año pasado.

Lo que sí que concretó que el miembro del patronato es que el nuevo edificio constará de 29 viviendas, por las que los propietarios solo pagarán el precio de coste de construcción. Y es que esa es una de las claves del modelo colaborativo: por una parte no existe ningún intermediario que incremente el coste para ganar dinero y por otra en el precio no se incluye el precio del suelo, ya que este es público, en este caso titularidad de la Entitat Valenciana de l’Habitatge (EVHa). El precio de los pisos aún no se conoce, ya que deberá aprobado, una vez el proyecto esté finalizado, por la Generalitat. En todo caso, el máximo estipulado es de 1.500 euros el metro cuadrado, según la tabla de valores para viviendas de VPO en la ciudad de Gandia.

Los plazos que maneja la entidad dependerán del acceso a una serie de ayudas que servirán para financiar las primeras fases del proyecto y que están incluidas en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, como explicaba Gimeno. La estimación es que las obras podrían empezar después del verano del 2021.

El pasado mes de julio se constituía la cooperativa en la que posteriormente se irán integrando las personas que decidan asociarse y que, a su vez serán propietarios y vecinos y vecinas del edificio.

Una vez la fundación disponga del proyecto básico ya se abrirá el periodo para solicitar la incorporación como socios de la cooperativa aquellos que estén interesados en adquirir una vivienda. En esta fase colaborará el Ayuntamiento de Gandia, que estudiará las solicitudes en base a los tres criterios principales, que son la renta, el no disponer de otra vivienda en propiedad y estar empadronado en Gandia.

Hay que recordar que se trata de viviendas de VPO, por lo que las personas que las adquieran no pueden alquilarlas y necesariamente deben vivir en ellas. La adjudicación del suelo es a 75 años, por lo que pasado ese tiempo el terreno revertirá en la Generalitat. La comunidad se organizará como cualquier otra, con su junta directiva, lo mismo que la cooperativa.

Un edificio para revitalizar el barrio de Santa Anna

Levante-EMV. Gandia

Compartir el artículo

stats