El Ayuntamiento de Oliva ha informado de que, con motivo del cierre perimetral de Oliva decretado por parte de la Generalitat Valenciana a consecuencia de la situación de la pandemia del covid-19, se han establecido cinco puntos de acceso al casco urbano. Se trata, de las carreteras de Piles, la N-332 llegando de Gandia o de Dénia, la carretera de Pego y la que lleva a la Font d'en Carròs.

Los accesos a Oliva por el resto de caminos secundarios o vías de acceso no está permitida temporalmente mientras esté en vigor el cierre perimetral.

Con el fin de dar cumplimiento a esta medida se ha procedido a cortar el paso de vehículos en las vías siguientes: el Camí Vall de Piles a la altura del hito del término municipal, el Camí Vell Xàtiva en el cruce con el acceso a la AP-7, el vial de unión entre las urbanizaciones Bellavista y Tossal Gros a la altura del hito del término municipal, el Camí de la Carrasca, el Camí Vall de Pego y el de Dénia.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad operativas a Oliva realizarán controles de accesos al término municipal para garantizar el adecuado cumplimiento del cierre perimetral decretado por la Generalitat Valenciana. Sin embargo, se recuerda que la medida es de obligado cumplimiento para todas las personas.