Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tavernes iniciará las obras del muro contra riadas del Vaca antes del verano

El ayuntamiento recibe la autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar al proyecto de la mota que protegerá el Vergeret

El río Vaca a su paso por Tavernes, con la urbanización Vergeret a la izquierda. | XIMO FERRI

El río Vaca a su paso por Tavernes, con la urbanización Vergeret a la izquierda. | XIMO FERRI

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha dado el visto bueno al proyecto para levantar una mota que evitará que el río Vaca se desborde a su paso por Tavernes de la Valldigna y anegue el casco urbano, como ha pasado en otras ocasiones. Con este trámite, el ayuntamiento ya no tiene ningún impedimento para poder licitar la obra y, por tanto, empezar a poner fin a un asunto que lleva años tramitándose y que incluso acabó por romper un gobierno local, el de coalición entre Compromís y el PSPV-PSOE de la legislatura 2011-2015.

El coste total de la obra asciende a cerca de un millón de euros pero, como ha ido publicando este periódico, el departamento de Urbanismo lo ha troceado en varias partes para poder buscar financiación en otros estamentos y que el dinero no tenga que salir de las arcas pública del municipio. De ese modo, lo más inmediato será la mota. Este muro de tierra tendrá una altura de dos metros y una longitud de 1,5 kilómetros. La ejecución de este proyecto podría iniciarse antes del próximo verano, como estimaba ayer el concejal de Urbanismo, Josep Llàcer.

Esta parte de la obra se sufragará con una ayuda de la Diputación de Valencia que asciende a 250.000 euros como parte de un proyecto de integración paisajística, en tanto que la mota se ha concebido como un proyecto que sea amable con el entorno, incluyendo vegetación y pequeños miradores a los que los vecinos y vecinas se podrán asomar.

El Gobierno local solo espera la formalización del convenio con el ente provincial. Una vez cumplido este trámite ya podrá licitar los trabajos. Llàcer espera que todo se cumple durante las próximas semanas y que a finales de la próxima primavera las máquinas empiecen a trabajar.

Otra de las partes del proyecto es el carril ciclopeatonal. En este caso, el ayuntamiento está pendiente del Gobierno, ya que este tramo estará incluido en la obra de la Via Verda del tren Carcaixent-Dénia y contempla la adecuación del tramo que transcurre desde Benifairó de la Valldigna hasta la playa de Tavernes. Se trata de una inversión que ronda los 500.000 euros y que permitirá que junto a la mota se instale un corredor tanto para ciclistas como para peatones, que se transcurrirá por Marjaletes y después enganchará con el ya existente en la playa.

El Ejecutivo dispone actualmente de un borrador del proyecto, que se está acabando de perfila. El concejal Llàcer confía en que su finalización tampoco se alargará en el tiempo y estima que a finales de este año o principios del próximo la infraestructura podría estar ya en marcha, aunque no se atreve a pronosticar un tiempo de ejecución.

La tercera parte de este proyecto es la compuerta para cerrar el puente en caso de inundaciones y el trozo de muro que la sustentará. En este caso, el concejal Llàcer aseguraba ayer en conversación con este periódico que se está trabajando, como en las otras dos, en buscar una alternativa para la financiación para que minimice el gasto para las arcas públicas municipales.

El alcalde de Tavernes, Sergi González, afirmó ayer que «estamos más cerca de poner solución a los problemas de inundabilidad del río Vaca y de finalizar la urbanización del sector residencial Vergeret. A pesar de las dificultades para la pandemia, seguimos avanzando en los grandes proyectos de mejora en Tavernes».

Por su parte, el concejal de Urbanismo, Josep Llàcer, destacó, en la misma línea, que «la ejecución de este proyecto permitirá terminar la urbanización del Vergeret y poner fin a uno de los problemas urbanísticos de la ciudad. El trabajo y las gestiones durante años del Área de Urbanismo para solucionar los problemas de inundabilidad del río Vaca ya ven la luz al final del túnel».

Cabe recordar que el Tribunal Supremo confirmó hace unos años una sentencia que obligaba al derribo de todos los edificios de la urbanización Vergeret porque se encuentran en zona inundable. Durante la anterior administración del PP, el responsable de la CHJ, que depende del Estado, llegó a amenazar al consistorio con ejecutar la sentencia si no resolvía la cuestión de la inundabilidad.

Compartir el artículo

stats