Las obras de renovación urbana de las calles Ponent, Sant Pancraci, dels Serrans y parte de Divina Gràcia han entrado en la recta final. El alcalde de Oliva, David González, junto al concejal delegado de Vías Públicas, Miquel Doménech, han podido comprobar el avance de las obras de reurbanización de algunas calles del casco antiguo de la ciudad, que contemplan el ensanchamiento de la calle del Ponent hasta los 6,5 metros, la construcción de una nueva escalera, más segura, y la pavimentación de las calles de Sant Pancraci, dels Serrans y parte de la calle Divina Gracia.

También se han producido mejoras en el alumbrado público, la accesibilidad, así como la renovación del sistema de alcantarillado en estas calles del Raval de Oliva, que presentaban numerosas deficiencias.

Así mismo, los representantes del ayuntamiento aprovecharon la visita para hablar con algunos de los vecinos y agradecerles también su paciencia y colaboración durante el desarrollo de las obras.

Estas actuaciones forman parte del programa ARRU de regeneración urbana del núcleo antiguo de Oliva y suponen una inversión de 331.106 euros. Los trabajos se iniciaron durante el pasado mes de julio de 2020 y su finalización estaba prevista para diciembre del mismo año, pero un problema en el suministro del material ha generado que el acabado definitivo se retrase cinco semanas.

El programa de reurbanización está incluido dentro del Programa de Fomento de la Regeneración y Renovación Urbana del Núcleo Antiguo de la ciudad de Oliva, conocido como ARRU, cofinanciado entre el Ministerio de Fomento, la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Oliva. Próximamente está previsto el inicio de las obras de reurbanización del la calle de Sant Vicent, así como otras actuaciones en el ámbito del casco antiguo que se darán a conocer.