La pandemia del coronavirus está golpeando con fuerza la comarca de la Safor. Las últimas semanas están siendo especialmente duras y, según la última actualización de los datos de contagios ofrecidos por la Conselleria de Sanitat, casi todos los municipios donde hay contagios registran riesgo extremo al superar una incidencia de 250 casos por cada 100.000 habitantes. Solo Xeresa se salva con un valor de 230. Tan grave es la situación que incluso parece que tener valores que ahora se consideran de riesgo extremo casi hasta se agradece, a tenor de que hay ocho localidades que superan con creces los 1.000 casos.

Sin embargo, hay cinco localidades que actualmente no presentan ni un solo caso activo. Entre ellas está Guardamar de la Safor, que, además, no ha registrado ni un solo contagio desde el inicio de la pandemia, el pasado mes de marzo. A este se le suman Almiserà, que ha sumado tres casos durante toda la pandemia, Beniflà, con solo un positivo desde marzo, Castellonet de la Conquesta, con tres y Llocnou de Sant Jeroni, que durante toda la pandemia ha registrado 18 contagios pero que ahora no tiene ninguno.