Aunque aquella expresión de que «el tiempo se ha vuelto loco» viene de muy atrás, no cabe duda de que define a la perfección lo que la comarca de la Safor ha vivido, meteorológicamente hablando, en este enero que acaba el próximo domingo.

Porque lo de ayer, y previsiblemente lo que ocurrirá hoy, es casi de anales de la meteorología. Puntos como la Goleta de Tavernes de la Valldigna o el casco urbano de Xeraco registraron el miércoles una temperatura mínima de 18,3 grados, que fueron 17,8 en Villalonga y en la playa de Xeraco, o de 17,6 en pleno centro de Gandia. Se trata de registros que se sitúan entre diez y doce grados por encima de lo que sería normal en esta época del año.

Y no solo eso porque, en las horas centrales del día, ayer se superaron los 26 grados, caso de Tavernes de la Valldigna, y rozaron esa cifra en la mayor parte de la llanura en la que se asientan los municipios de la Safor. Esos registros serían propios de mayo, e incluso de principios de junio.

Pero es que, además, este episodio de «veranillo» se produce poco después de que, por efecto de la borrasca Filomena, esta misma comarca registrara hace solo dos semanas valores máximos, durante varios días, de 6 grados, con mínimas próximas a los cero, como ocurrió en la misma ciudad de Gandia, y de 5 bajo cero, como llegó a registrarse en Barx.

A las temperaturas anormalmente altas o bajas se tendría que añadir, en este «tiempo loco» de principio de 2021, el viento, con rachas superiores a los 100 kilómetros por hora en puntos altos de montaña, que causaron numerosos desperfectos en la mayoría de los municipios, afortunadamente sin consecuencias sobre las personas.

Para hoy jueves la sorpresa climática puede ser aún mayor, y todo apunta a que el ambiente invitará a ir en manga corta. La Agencia Estatal de Meteorología pronostica 26 grados en Gandia, una temperatura que, de cumplirse, será algo más elevada en lugares soleados y poco ventilados, acercándose definitivamente a una situación que no es de invierno, ni de primavera, sino de un suave verano.