Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La promotora del hotel activa su «plan B» para un complejo hostelero y de ocio en la Colonia Ducal

Infilev solicita al Ayuntamiento de Gandia una cédula de garantía urbanística para abrir franquicias de «fast food» y otros locales. La empresa considera que el hotel era «la mejor opción para la ciudad y los vecinos» y lamenta el rechazo generado

Hotel

Hotel

La empresa Infilev, que adquirió la zona comercial de la Colonia Ducal, en la primera línea de la playa de Gandia, y que ha presentado un proyecto para construir un hotel en esa zona, ha activado esta misma semana su «plan B», consistente en renunciar a ese edificio y, sin alterar las condiciones urbanísticas vigentes, optar por un complejo de restauración y ocio nocturno.

El motivo, obviamente, no es otro que el rechazo de la mayoría de los vecinos y de la posibilidad, más que real en este momento, de que el Ayuntamiento de Gandia no apruebe la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en esa parcela, algo imprescindible para que el hotel, de planta baja y tres alturas, pueda autorizarse.

Sabido es que el PSPV-PSOE se muestra inicialmente partidario del hotel, pero su socio en el Gobierno local, Compromís-Més Gandia Unida, no está por la labor, de manera que todo quedaría el manos del PP, que hasta el momento no ha definido su postura.

En ese contexto, al que se une un cierto rechazo social del hotel expresado por políticos, profesionales y algunas asociaciones, Infilev asume que, probablemente, no tenga otra opción que aprovechar las parcelas adquiridas, que dan al paseo Marítim Neptú de la playa, para abrir negocios que sí están permitidos en el vigente PGOU gandiense y, por lo tanto, no necesitan la aprobación de los partidos políticos.

El primer paso ha sido la solicitud de una Cédula de Garantía Urbanística, lo que equivale a un certificado municipal con el que la empresa se asegura que el «plan B» puede ejecutarse. Eso no significa que, al menos de momento, se haya abandonado la idea del hotel, a expensas de lo que ocurra en el ayuntamiento tras el debate suscitado por esa instalación y su afección sobre el complejo de la Colonia Ducal, levantado en los años 60 del siglo pasado y que figura en el catálogo internacional Docomomo como un ejemplo arquitectónico del llamado Movimiento Moderno.

Fuentes de Infilev han señalado a este periódico que hasta esta semana estaban centrados en la opción del hotel «porque creíamos que era lo mejor para la ciudad, e incluso para la mayoría de vecinos de la Colonia Ducal», pero añade que, «vista la oposición que está suscitando por parte de algunos vecinos y de una parte del Gobierno de Gandia se ha decidido seguir avanzando en la otra opción que ya se le indicó a los vecinos y al ayuntamiento, que haríamos si no salía el hotel».

En ese sentido, asegura que ya se han abierto negociaciones con empresas explotadoras de franquicias de «fast food» y otras que impulsan y gestionan establecimientos de ocio nocturno interesadas en abrir ese tipo de negocios en un punto si duda privilegiado de la playa gandiense. Salvo discotecas, prohibidas en la primera línea de la playa desde el año 2013, el resto de establecimientos de ese tipo están permitidos.

Infilev se ha caracterizado por su interés en abrir hoteles en Gandia. Este verano tiene previsto poner en funcionamiento un establecimiento de 4 estrellas superior en la playa de Gandia en el que ha invertido alrededor de 15 millones de euros. Se trata del Caleia SPA, del Grupo Senator, que contará con 200 habitaciones. El complejo en construcción, situado en la esquina de las calles Atlàntic e Illes Balears, elevará a cerca de seis mil las plazas hoteleras de Gandia, y es fruto de un acuerdo entre la empresa y el ayuntamiento para mejorar la oferta y la calidad turística de la ciudad.

Compartir el artículo

stats