En el último mes y medio, la pandemia del coronavirus no ha dejado muy buenas noticias en la comarca de la Safor. En los hospitales, especialmente, la tensión ha sido altísima. La plantilla ha visto cómo día tras día fallecía gente y trataban a pacientes en estado muy crítico.

Por eso, ahora que la situación ha mejorado y la presión hospitalaria ha bajado, es motivo de alegría cuando alguien, después de 47 días, abandona la UCI. Es el caso de Vicente, un paciente que tras ese tiempo era trasladado a planta el pasado jueves. En el vídeo colgado en las redes sociales se ve a los sanitarios despidiéndole entre aplausos y a él dando las gracias a todos y todas.

Lo cierto es que las cifras hospitalarias se han reducido de forma considerable en los últimos días. Si a principios de febrero las plantas contaban con 130 personas ingresadas por covid, en los datos ofrecidos ayer esa cifra se reducía hasta los 19. De estos, 11 se encuentran en las salas destinadas a las personas afectadas por el coronavirus, mientras que otros 8 están en el servicio de la UCI.