Quien mejor conoce a Quique Llopis deportivamente es su entrenador, Toni Puig. El técnico asegura que «estamos satisfechos con lo que está haciendo Quique porque no para de progresar». Es verdad, añade Puig, que «la lesión que sufrió a finales de 2020 nos retrasó la puesta a punto, pero ahora mismo estamos dónde queríamos estar. Vamos a ver cómo sale el Europeo de Polonia». Tanto el atleta como el técnico se van mañana lunes a Madrid porque el martes vuelan junto al resto de la selección española hacia Torun, sede el campeonato continental.