Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La familia de un hombre fallecido tras ser detenido en Gandia pide una investigación

Danny Patricio Baca fue llevado de la comisaría al hospital al comprobar que no respondía a constantes vitales

El hombre fallecido.

El hombre fallecido.

La familia de Danny Patricio Baca, un hombre de 45 años de nacionalidad ecuatoriana, ha presentado una denuncia en el juzgado de Gandia con el fin de aclarar el suceso que acabó con su fallecimiento después de haber sido detenido por la Policía Nacional de esta ciudad.

Los hechos ocurrieron el pasado 5 de febrero cuando el hombre se encontraba en una vivienda de la calle del Abat Solà, a donde acudió una dotación de la policía, que lo detuvo acusado de un delito de violencia machista.

Danny Patricio, que en el momento de la detención presentaba evidentes síntomas de embriaguez, pasó poco más de una hora en el calabozo y, al ver que estaba tumbado en el suelo, los agentes optaron por avisar a un equipo de sanitarios y trasladarlo al hospital de Gandia, desde donde fue derivado a otro centro sanitario de València. Allí es donde se certificó que había fallecido.

A raíz de estos hechos la Policía Nacional comunicó lo sucedido al juzgado y abrió una investigación interna que determinó que no hubo imprudencia alguna por parte de los agentes que participaron en la detención y custodia del hombre, hecho que, según fuentes de la Jefatura de València, avalan las imágenes de las cámaras de seguridad que existen en los calabozos de la comisaría.

Pero la familia de Danny Patricio Baca no ha quedado nada convencida con esa versión. Ayer, en declaraciones a este periódico, su cuñada, Diana Chávez, señaló que se ha optado por presentar la denuncia tras comprobar que existen aspectos no debidamente detallados que podrían haber influido en la muerte.

«Hay cosas que no nos convencen y los hemos denunciado también en el Consulado de Ecuador», indica la mujer, quien asegura que la Policía Nacional no se ha puesto en contacto con ellos para aclarar las dudas bajo el argumento de que el caso se encuentra en investigación y bajo secreto de sumario.

Según su versión, y a la espera del informe final practicado sobre el cadáver de su cuñado, se les informó de que la autopsia preliminar apuntaba «a la existencia de un traumatismo craneoencefálico», y añade la sospecha de que fuese causado al oponer algún tipo de resistencia a la detención o por una indebida custodia durante el rato que permaneció en el calabozo.

A la espera de la autopsia

En estos momentos, concluido ya el informe policial y presentada la denuncia por parte de la familia, la juez que instruye este caso está a la espera de recibir la autopsia para determinar si adopta alguna resolución adicional que permita indagar más en el caso de Danny Patricio o si lo archiva.

Fuentes consultadas por este periódico señalan que, si bien es el informe del forense el que determinará con exactitud de la causa del fallecimiento, Danny Patricio Baca pudo sufrir un infarto o un ictus que acabó con su vida.

Compartir el artículo

stats