La Conselleria de Sanidad ha concluido en los 41 municipios del Área de Salud de Gandia, que incluye a toda la Safor y a otras diez localidades de la vecina Vall d’Albaida, la vacunación de las personas nacidas en 1956 y 1957 que en los últimos días han sido citadas al Museu Faller de esta ciudad.

Según informaron ayer fuentes oficiales, la primera dosis se ha inoculado a 2.670 personas de esa franja de edad, lo que supone el 77,5% de los que habían sido citados para que se les administrase la vacuna. Eso significa que el 22,5% restante no se ha presentado a la cita.

La Conselleria de Sanidad no aclara los motivos de esas ausencias ni si tiene relación con las informaciones que se han ido difundiendo en las últimas semanas sobre los efectos de la vacuna de AstraZeneca (AZ), que es la que se ha usado tanto en estas jornadas, para la población general, como anteriormente para el personal docente, trabajadores de servicios esenciales y otros colectivos.

A partir de ahora, y atendiendo a las directrices que emanen de las autoridades europeas y del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional Salud, se seguirá citando a otros grupos de edad para poner las vacunas correspondientes.

Para las personas mayores de 65 años se utilizan las de Pfizer y Moderna, mientras que a los menores de esa edad se les administrará la de AZ.

Ante las informaciones difundidas sobre la causa-efecto de trombos a personas vacunadas con AZ, la Agencia Europea del Medicamento insistió ayer que el número de casos es bajísimo y que los beneficios son muy superiores a los riesgos.