Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oliva impulsa un estudio para convertir la posidonia oceánica en mobiliario urbano

La vicealcaldesa Morell señala que la idea es que el proyecto se incluya en los programas de innovación y desarrollo

Montones de posidonia en la playa de Oliva, dispuesta para cubrirlos con arena para facilitar la regeneración del cordón dunar.                           | LEVANTE-EMV

Montones de posidonia en la playa de Oliva, dispuesta para cubrirlos con arena para facilitar la regeneración del cordón dunar. | LEVANTE-EMV

La Conselleria de Política Territorial, que en su día impulsó el Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral de la Comunitat Valenciana (Pativel), tiene entre sus objetivos actuar en muchos puntos de costa para regenerar espacios degradados o para ponerlos en valor, incluyendo aquellos que puedan tener un interés turístico.

Aprovechando esas futuras actuaciones, la vicealcaldesa Ana Morell y el concejal Miguel Monzonís plantearon a la directora de Aeropuertos, Puertos y Costas, María Luisa Martínez, su interés en actuar en dos puntos del litoral olivense. El primero, en un entorno urbano, en una parcela del Sector 5, al sur del núcleo antiguo de la playa, donde se podría habilitar un jardín. La otra actuación, en una zona más natural, se plantea como un parque en la ribera del río Vedat, junto al sector Rabdells.

Según la vicealcaldesa Morell, se trata de proyectos que, además del interés existente por parte del Gobierno local, también han sido reivindicados por los vecinos de ambas zonas. Según la representante municipal de Oliva, María Luisa Martínez dijo que las dos propuestas le parecieron «muy positivas para las playas de Oliva y su entorno natural» y que sería positivo «poner en valor toda la riqueza ambiental de la zona sur de la Safor». De manera que ambos proyectos se estudiarán para ser incluidos en este plan.

El Ayuntamiento de Oliva ha impulsado un proyecto de innovación y desarrollo, que aplicará la empresa Saludes Play, de Alcàsser, para determinar si se puede construir mobiliario urbano y otros elementos con las cientos de toneladas de posidonia oceánica que, periódicamente, el mar arroja a las playas de esta localidad.

En el estudio se pretende implicar a algún centro universitario de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I), y estaría tutelado por la Generalitat. La idea, además de abrir vías de aprovechamiento de la posidonia, también pasa por dar una respuesta al problema que, cada vez con más asiduidad, se genera en Oliva.

La idea estuvo en la mesa de la reunión que, anteayer, mantuvieron la vicealcaldesa de Oliva, Ana Morell, y la directora de Aeropuertos, Puertos y Costas de la Generalitat, María Luisa Martínez. A ese encuentro también acudió el concejal de Planeamiento Urbanístico, Miguel Monzonís.

Según Morell, uno de los primeros aspectos que planteó a Martínez fue la necesidad de llevar a cabo un estudio que determine por qué ahora se producen tantos episodios de posidonia que inunda las playas olivenses. Puede que sea uno de los efectos del cambio climático y el calentamiento del agua del mar, pero también que contribuya otros factores. El hecho es que a poca distancia de la costa olivense se han generado grandes praderas de esta planta acuática que, como es sabido, está protegida.

En enero del año pasado, cuando el temporal marítimo generado por la borrasca Gloria dejó cientos de toneladas de posidonia, Oliva ya fue felicitada por organismos ambientales al aplicar un sistema de enterramiento de ese vegetal y, así, regenerar el cordón dunar. Pero, obviamente, eso tiene un coste económico que un ayuntamiento como este no puede soportar repetidamente.

De hecho, tras un segundo temporal que dejó posidonia en la arena se optó por amontonar el vegetal a la espera de trasladarlo a un vertedero o para volverlo a usar en regeneración de playas.

En ese contexto ha surgido la idea de aprovechar la posidonia y, en vez de enterrarla o enviarla a un vertedero, utilizarla para producir materiales. Y es ahí donde, según explicaba la vicealcaldesa Morell, surge Saludes Play. La empresa de Alcàsser ha mostrado interés en experimentar para convertir la planta marina en mobiliario, algo que ya se hace con la paja del arroz y otros residuos vegetales.

Saludes Play acudirá la próxima semana a Oliva para recoger un cargamento de posidonia y ponerse manos a la obra, porque, si el resultado fuese positivo, este vegetal que las corrientes arrancan del fondo marino y que se deposita en la arena sería interesante, dado que es barato y consistente. Lo que resulta caro es su transporte, precisamente por su elevado peso, de ahí que el Ayuntamiento de Oliva busque alternativas a los vertederos.

Así, no sería de extrañar que un proyecto surgido en Oliva permita, en pocos años, construir e instalar bancos, papeleras, farolas, juegos infantiles y otros elementos urbanos, cerrando el círculo de reciclar y reutilizar en vez de gastar mucho más dinero en enterrar los desechos.

Compartir el artículo

stats