Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tavernes se reconcilia con la Valldigna

Una reunión con el presidente de la ‘manco’ y la participación en un acto con el resto de alcaldes confirma el acercamiento Simat, Benifairó y Barx

Los cuatro alcaldes de la Valldigna, en la mesa redonda del pasado mes de marzo. | LEVANTE-EMV

Los cuatro alcaldes de la Valldigna, en la mesa redonda del pasado mes de marzo. | LEVANTE-EMV

Puede ocurrir, en ocasiones, que las familias acaban mal y diferentes miembros de la misma ponen punto y final a su relación enfadados y separados. Pero, por mucho que eso ocurra, uno nunca puede renunciar a sus raíces, a lo que es y, ni mucho menos, a su apellido. Eso, más o menos, es lo que le ha ocurrido en los últimos años a Tavernes de la Valldigna.

La administración vallera decidió, en 2017, salir de la Mancomunitat de Municipis de la Valldigna (aunque no lo formalizó hasta octubre del 2020), organismo que formaba junto a sus municipios vecinos, Benifairó, Simat y Barx. Fue una situación bastante tensa porque, como localidad más grande, Tavernes suponía el principal sustento económico del ente y ejercía su capitalidad. Aquel anuncio fue traumático e incluso dejó pendiente de un hilo la propia Mancomunitat, que no sabía si podría ser viable sostenida solo por los tres pueblos más pequeños.

Además, los representantes de estos tres municipios fueron muy duros con la decisión de Tavernes, a cuyo ayuntamiento, en una rueda de prensa, acusaron de «bloquear» el ente durante dos años, además de exigirle el pago de la deuda que tenía pendiente.

Por su parte, lejos de quebrarse, la unión entre Simat, Benifairó y Barx salió reforzada y asumieron el compromiso no solo de sostener la Mancomunitat, sino de convertirla en una herramienta útil, beneficiosa para sus vecinos y vecinas, gestionando logros nunca antes visto sen el seno del ente.

La colaboración de Tavernes con el resto de municipios, especialmente Simat y Benifairó que históricamente han sido localidades hermanas, se enfrió muchísimo y parecía que el municipio más grande caminaba solo mientras las otras tres localidades lo hacían juntas por otro lado.

Con aquella decisión, Tavernes no solo se apartaba del organismo, sino que también se alejaba de alguna manera del concepto que históricamente había sido la Valldigna. Pero, como ocurre con las familias, el municipio no puede desprenderse de su apellido, ni tampoco de su historia.

Así lo entendió el alcalde, Sergi González, y de ahí que esa situación haya dado un giro en los últimos meses. El pasado mes de marzo sorprendía el anuncio de una mesa redonda celebrada en el Monestir de Simat en la que participan los alcaldes de los cuatro municipios de la Valldigna. Era la primera vez en años que se veía esa imagen. Llamaba la atención el título, «Una Valldigna vertebrada», cuando en los últimos años uno de los cuatro municipios se había distanciado institucionalmente del resto.

En aquella charla, González quiso reforzar «el sentimiento de pertenencia a la Valldigna» de Tavernes y habló de abrir una etapa de colaboración con los ayuntamientos en cuestiones como las comunicaciones o el río Vaca, una actitud que ha sido bien recibida por el resto de alcaldes. En todo caso, esa colaboración será externa a la Mancomuntiat, entidad a la que Tavernes no se plantea volver.

En realidad el acercamiento ya había tenido un precedente antes de aquel 27 de marzo. Según pudo saber este periódico, Sergi González solicitó una reunión con Víctor Mansanet al poco de ser este nombrado presidente de la Mancomunitat de la Valldigna. Fue un encuentro en el que el primer edil vallero le trasladó su intención de mantener una buena relación con el resto de municipios y colaborar en aquellas cuestiones que puedan afectar a todos.

El alcalde confirmó a Levante-EMV ese deseo de acercarse de nuevo a los municipios vecinos al considerar que existen muchas cuestiones en las que pueden trabajar de la mano.

Eso sí, el alcalde de Tavernes aclaró que la localidad, en estos momentos, «no se plantea» la opción de fomar una comarca de la Valldigna separada de la Safor junto al resto de municipios como proponen desde la Mancomunitat.

Compartir el artículo

stats