La Guardia Civil de Murcia ha desarrollado en Totana una operaciónque se ha saldado con la desarticulación de un experimentado grupo criminal dedicado al tráfico continuado de múltiples sustancias estupefacientes.

La investigación ha culminado con la detención de ocho personas y la investigación de otras dos, todas ellas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de droga, blanqueo de capital, defraudación de fluido eléctrico, maltrato animal y de pertenencia a organización criminal. Tres de los detenidos han ingresado en prisión.

La Guardia Civil ha practicado 13 registros domiciliarios, diez de ellos en Totana, dos en Murcia y uno en Ceutí, que se han saldado con la incautación cerca de 500 dosis de cocaína, varias heroína, hachís y marihuana, 31.000 euros, una pistola de fogueo, cartuchería metálica, joyas, un turismo, una motocicleta y varios quads, así como útiles para la dosificación y venta de la droga.

Una laboriosa tarea de investigación permitió desgranar el entramado delictivo hasta averiguar que uno de los principales cabecillas, con un abultado historial delictivo por delitos similares y miembro de un conocido clan procedente de Gandia, utilizaba a dos de sus hijos menores de edad para vender la droga.

En esa operación también se incautaron gallos de pelea amputados y preparados para esta actividad ilícita, por lo que los arrestados podrían ser acusados de un delito de maltrato animal.