Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ahora, a mancomunar la basura

La Valldigna se convierte en pionera en la unión de servicios después de fusionar la Policía Local

Contenedores de reciclaje en la Font Gran de Simat.

Un modelo de prestación de servicios «a la sueca». Eso es, según su presidente, Víctor Mansanet, lo que pretende llevar a cabo la Mancomunitat de Municipis de la Valldigna, entidad que está formada por Benifairó, Simat y Barx. El último paso ha sido la unión de las policías locales entre los dos primeros municipios (imposible en Barx al no tener capacidad de crear un cuerpo propio) después de que lo haya aprobado la Secretaría Autonómica de Emergencias y Seguridad que dirige José María Ángel.

Pero no es el único servicio que ahora mismo desarrollan conjuntamente estas tres localidades. También tienen un archivero, una brigada forestal y comparten la gestión medioambiental y la de la programación cultural en el seno del Monestir de Santa Maria de la Valldigna, ubicado en Simat, donde también se encuentra el Centre d’Intrerpretació de Música Medieval. Además, Simat y Benifairó, por su proximidad, están trabajando en un proyecto para que se les reconozcan sus polígonos industriales como una zona única, lo que les permitirá formar una Área Industrial y tener acceso a ayudas para mejorar los servicios.

En ese tema, en la Valldigna van lanzados y ahora quieren dar un nuevo paso para mancomunar también el servicio de recogida de basura. Simat, Benifairó y Barx ya trabajan en un proyecto para sacar a concurso un contrato único para que una empresa preste el servicio en las tres localidades, a diferencia de lo que ocurre ahora mismo, cuando cada una de ellas tiene su propia contrata.

En estos momentos, la ingeniaría Fitoval está realizando un estudio de la situación en Simat de la Valldigna y se encargará de hacerla en los tres municipios para disponer de una visión amplia sobre el servicio y las necesidades de cada localidad. En función de las conclusiones del mismo, los municipios, en el seno de la propia Mancomunitat, tomarán una decisión sobre el modelo que quieren implantar en sus localidades en el futuro.

Mansanet explicaba que «la normativa europea está invitando a que vayamos al modelo de recogida puerta a puerta y es muy rigurosa en el tema del reciclaje». Otra de las opciones que se barajan es la de la implantación del quinto contenedor, el marrón, para depositar los residuos orgánicos.

Abaratar costes

Lo que está claro es que los tres municipios están decididos a formalizar este contrato único con la intención de abaratar los costes del servicio, algo que pretenden que repercuta también entre sus vecinos y vecinas.

Si finalmente sale adelante, las localidades de la Valldigna volverán a ser pioneras en mancomunar servicios en la comarca de la Safor, reafirmando, además, el compromiso que adquirieron cuando, tras la salida de Tavernes, decidieron hacer de la Mancomunitat una herramienta útil para sus integrantes.

En lo que respecta al asunto concreto de la gestión de los residuos urbanos, otras localidades de la comarca también están ya trabajando en la elaboración de proyectos adaptados a la nueva normativa europea y avanzan hacia la implantación del quinto contenedor que permite reducir los residuos de rechazo de forma muy importante y así ahorrar costes.

Más en La Safor

Compartir el artículo

stats