Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia estudia ampliar el «cheque consumo» visto el éxito en el comercio local

El ayuntamiento estima que, con el medio millón de euros que ha puesto, se habrá podido el triple en los establecimientos adheridos

La plaza del Prado y la calle Rausell, ayer, con un tótem que anuncia el fin de cheque consumo».      | LEVANTE-EMV

La plaza del Prado y la calle Rausell, ayer, con un tótem que anuncia el fin de cheque consumo». | LEVANTE-EMV

El Gobierno local de Gandia estudiará ampliar el programa del «cheque consumo» que puso en marcha la semana pasada para fomentar las compras en los comercios de la ciudad. Esa actuación se ha agotado en solo cinco días y medio. Y no es para menos porque el ayuntamiento ha puesto 50 euros para cada persona empadronada en la ciudad a cambio de que el beneficiario destine al menos la misma cantidad en la compra. El total puesto por las arcas municipales asciende a medio millón de euros, lo que significa que, como mínimo, se ha inyectado un millón en el comercio local.

Los concejales de Políticas Económicas-Comercio, Ferran Martínez, y de Economía-Hacienda, Salvador Gregori, aportaron ayer datos de este programa y, a preguntas de este periódico, no descartaron que se pueda ampliar. «Ni lo confirmamos ni lo desmentimos», señaló Ferran Martínez, lo que evidencia que es algo que el Gobierno local se ha llegado a plantear y estudia.

La avalancha de ciudadanos que se ha sumado a esta iniciativa, abierta el 28 de abril, ha sido tal que el miércoles a mediodía el ayuntamiento dio por cerrada la venta de cheques, puesto que se había agotado la cifra de medio millón de euros en solo cinco días y medio.

Diez mil personas han adquirido los cheques que podrán gastar hasta el 6 de junio en los comercios adheridos de la ciudad. Hasta el miércoles de esta semana ya se había consumido una cuarta parte de los cheques, 270.000 euros, en 300 de los 434 comercios inscritos, que son pequeñas empresas y autónomos con un máximo de 10 trabajadores.

«El primer balance provisional es de satisfacción completa, porque hemos conseguido movilizar el millón de euros previsto, pero sobre todo con el objetivo final de dinamizar el comercio local», dijo ayer Martínez.

Por sectores, el mayor impacto hasta ahora se está produciendo en el de moda-textil con un 34% de los cheques consumidos, seguidos de los juguetes y artículos de deporte (14,4%), calzado y complementos de piel (13%) y salones e institutos de belleza (8,6%). Completan el ranking de los 10 primeros las ventas de aparatos médicos ortopédicos (6,8%); servicios de peluquería de hombre y mujer (3,2%); libros, diarios y revistas (2,9%); aparatos de uso doméstico (2’9%); artículos de joyería, relojería y bisutería (2,2%) y productos textiles para el hogar (1,8%).

«Que más de 400 comercios se hayan adherido a la iniciativa y que un tercio de ellos ya hayan facturado más de 9.000 euros, demuestra la bondad de la iniciativa, teniendo en cuenta que todavía quedan tres cuartas partes de los cheques para consumir. Y esto se manifiesta en la calle», dijo Salvador Gregori, quien añadió que esta ha sido una campaña «dirigida al comercio de proximidad, que es el que vertebra la ciudad económica y socialmente». El concejal de Hacienda también reveló que el ayuntamiento, fruto de la agilidad que quiere imprimir en estas ayudas destinadas a la reactivación económica, ya ha ingresado los primeros 40.000 euros a los comercios que han usado los cheques consumo.

Estudio pormenorizado

Por otro lado, esta iniciativa también va a servir para realizar un estudio pormenorizado y así disponer de mayor información sobre el consumidor, desde edad y el sexto hasta la procedencia por barrios. Así, permitirá complementar otro estudio que está realizando el departamento de Comercio sobre el grado de modernización y digitalización de los comercios y que, según el ayuntamiento, «está siendo clave en la recuperación y competitividad del sector».

Compartir el artículo

stats