Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así da gusto comprar

El éxito sin precedentes de la campaña de cheques al consumo en Gandia, con un millón de euros inyectados al comercio local, hace que el ayuntamiento estudie una segunda edición en otoño

Una clienta paga con cheques en la librería 
Gavina Llibres, ayer en Gandia.  j.c. | J.C.

Una clienta paga con cheques en la librería Gavina Llibres, ayer en Gandia. j.c. | J.C.

☺Apenas siete días, del miércoles 29 de abril al mediodía del miércoles, 5 de mayo. Es lo que han tardado los gandienses en comprar a través de internet cheques al consumo por valor de 500.000 euros, unos bonos a los que el ayuntamiento añadió automáticamente otros 500.000 euros más para consumir en los establecimientos comerciales adheridos, por lo que en apenas dos meses, el tiempo que dura esta campaña, inédita en Gandia, el comercio local habrá recibido una inyección económica de un millón de euros.

Berta Pérez, a la izquierda, con Amparo, una clienta.

Los «afortunados» clientes que pudieron hacerse con estos cheques —la campaña estaba dirigida solo a los empadronados en Gandia mayores de 18 años y con un límite de 100 euros por persona— tienen todavía tiempo para gastarlos, hasta el próximo 6 de junio. De hecho, ya se han consumido 367.690 euros en los comercios inscritos. En total son 434 establecimientos y, según recogían las bases de la iniciativa, debían ser empresas o autónomos con un máximo de 10 trabajadores, por lo que quedaban excluidas de facto grandes cadenas o franquicias. El jueves, como ya informó este periódico, comparecieron en rueda de prensa los concejales de Comercio, Ferran Martínez, y de Hacienda, Salvador Gregori, para hacer un balance provisional.

Por sectores, el mayor impacto hasta ahora se está produciendo en el de moda-textil, con un 34% de los cheques consumidos, seguidos de artículos de deporte y juguetes (15%), y calzado y complementos de piel, con un 13%. La pasarela digital para comprar estos bonos la habilitó Caixa Ontinyent. A las 24 horas de abrirse la venta «on line» los gandienses ya habían comprado cheques por valor de 110.000 euros.

Varios son los factores que explican este éxito. En primer lugar, la propia oferta de la promoción, es decir, el hecho de que el ayuntamiento pague la mitad de lo que compra el cliente en la tienda. Pero esto también evidencia que, a pesar de la difícil situación económica por la pandemia, las familias tienen ahorros, que aflorarán a poco que desaparezca la incertidumbre económica y sanitaria, y se incremente el ritmo de vacunación. También ha coincidido con un cambio de temporada, entrada ya la primavera, y celebraciones como el Día de la Madre, las comuniones o las graduaciones de estudiantes, que vuelven, aunque con aforos limitados. Además, es una inversión que ha llegado a todos los barrios, no sólo al centro histórico de Gandia.

Berta Pérez, que regenta una zapatería en la calle Sant Pasqual, está encantada. «Y los clientes también, que están comprando zapatos y bolsos de temporada al 50%», añade. «Abril fue un mes flojo, y esto ha venido a salvarnos el mes, ha sido una locura». Por ahora ha facturado más de 3.000 euros en cheques. «También he tenido gente mayor que les han sacado los cheques sus familiares, más puestos con internet». «Esto es para repetir», concluye.

También está satisfecha Maite Fernández, de Gavina Llibres: «Al principio me asusté por el papeleo, pero luego ha ido todo muy fluido», comenta. Su clienta, Lucía, piensa gastarse los 30 euros que pudo comprar en cheques (60 en total) en libros: «Gandia la hacemos entre todos y los comerciantes son nuestros vecinos».

La campaña no hubiera sido posible sin la implicación de la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES), ya que es esta la entidad que realiza los pagos, con las transferencias del ayuntamiento. O al menos la implantación hubiera sido más lenta, ya que Comercio tendría que haber contratado a una empresa para hacer todo el trabajo que supone validar los tiques.

Dos trabajadores de FAES atienden cada día, mañana y tarde, en Fomento de AIC a los comerciantes para recoger en papel tanto los cheques como los tiques. Y luego, el tesorero de FAES, Héctor Pardo, tiene la gran responsabilidad de ordenar esos ingresos a lo comercios, tras comprobar toda la documentación.

Se ha creado una cuenta bancaria específica a nombre de FAES para realizar estas operaciones. «Estamos muy contentos con la plataforma digital de Caixa Ontinyent con la que los gandienses han comprado los cheques, pero lamentablemente no todo el proceso puede ser informático».

El ayuntamiento ya ha abonado a FAES más del 80% de sus 500.000 euros. Y, por su parte, FAES ya ordenó la semana pasada dos primeros pagos a los comercios por 100.000 euros. La intención es ir pagando dos veces por semana, a medida que los comerciantes vayan entregando la documentación. «Lo aconsejable es que nos los traigan cada semana, pueden esperarse más días, pero se nos acumularía el trabajo, y si eso sucede, entonces es lógico que se demoren los pagos al comercio». Otro consejo que dan desde FAES a los comerciantes es que los tiques se vean bien, es decir que no tengan la tinta borrosa.

La experiencia también ha contado con la indispensable colaboración de las asociaciones de comerciantes. Y en muchos casos han sido los propios comercios lo que han informado y animado a sus clientes. Otra clave ha sido la ambiciosa campaña de comunicación del ayuntamiento.

Esta fórmula de cheques al consumo se ha experimentado en otros municipios, también de la comarca como Oliva, pero era la primera vez que se ponía en marcha en Gandia. El Gobierno local, ante el éxito, no descarta poner en marcha una segunda edición en otoño. Lógicamente, la actual campaña no se puede prorrogar, porque la partida ya está agotada.

Compartir el artículo

stats