Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un mes sin fallecidos por covid en la Safor

El balance de muertos hasta ahora es de 278, un 60% en Gandia, Tavernes y Oliva

Una sanitaria a las
 puertas del hospital 
comarcal de Gandia. |   RAFA ANDRÉS

Una sanitaria a las puertas del hospital comarcal de Gandia. | RAFA ANDRÉS

Las restricciones y el avance de la vacuna ya se notan en la comarca de la Safor. Con todas las precauciones porque, visto lo visto el pasado fin de semana, puede haber alguien que piense que con el fin del estado de alarma el pasado domingo, 9 de mayo, ha acabado también el coronavirus y ni mucho menos es así. Hay que seguir conviviendo con él y, sobre todo, cumpliendo las medidas que siguen en vigor y que irán aumentado o reduciendo en función del comportamiento de la pandemia.

Tampoco la cuarta ola que se esperaba para finales de marzo y principios de abril por el efecto de las fallas y la Semana Santa ha tenido una gran incidencia en los municipios de la Safor en lo que a contagios y hospitalizaciones se refiere. Un claro ejemplo de ello es que desde hace más de una semana no hay ningún paciente ingresado en el servicio de críticos (UCI) que esté enfermo de covid.

Además, hace justo un mes que no se notifica ningún fallecido por esta causa por parte del departamento de salud pública. El último día en el que el coronavirus se llevó por delante una vida en la comarca de la Safor fue el pasado 15 de abril. Era una persona que llevaba mucho tiempo ingresada y que presentaba un estado bastante grave, según se informó en su momento. Ese día se paró la sangría de fallecidos, que golpeó los municipios del departamento de salud de Gandia especialmente desde finales de diciembre y hasta mediados de febrero, semanas en las que se registran la mayoría de defunciones.

El balance de muertos en estos momentos es de 278, con Gandia con la ciudad que más fallecimientos registra, con 56 y Tavernes como segundo con 52 y Oliva tercero con 50, por lo que entre los tres acumulan casi el 60%.

Ayer, el hospital de Gandia daba otro dato que invita a la esperanza e instala un poco de tranquilidad en el entorno de la Safor. Y es que actualmente solo queda una persona ingresada por covid y está en planta, por lo que su estado no reviste gravedad.

Especialmente relevante en conseguir estos datos ha sido la vacunación en las residencias. Cabe destacar que la gran mayoría de los fallecidos tenían una edad superior a los 70 años y muchos de ellos se habían contagiado en los geriátricos.

Por ese motivo, fueron los primeros en ser vacunados, en un proceso que arrancó el 29 de diciembre pasado en una residencia de Daimús.

89 contagios en cuatro semanas

En lo que respecta al ritmo de contagios, también se ha reducido de forma más que considerable. En un mes, desde el 12 de abril al 10 de mayo, se han registrado un total de 89 nuevos casos, teniendo en cuenta que ha habido varios brotes. En concreto, según la última cifra ofrecida por la Conselleria de Sanitat Universal, hasta el momento se han contagiado de covid un total de 11.427 personas. Los casos activos ahora mismo son 39.

Mientras, la vacunación está a punto de entrar en una nueva fase. Como ya publicó este periódico la pasada semana, el próximo 24 de mayo se abrirán cinco puntos de vacunación que se sumarán al Museu Faller, que es el que ha estado en funcionamiento hasta ahora. El objetivo es seguir con un ritmo alto de pinchazos para poder llegar al verano con buenas cifras de inmunización.

Compartir el artículo

stats