Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP de Gandia garantiza al PSOE su apoyo al cámping de lujo ante las dudas de Compromís

El concejal de Urbanismo y vicealcalde conocía el proyecto desde mucho antes de que la alcaldesa lo anunciara en Madrid

Si es por decisión política del Ayuntamiento de Gandia, no habrá problemas para aprobar el proyecto de un cámping de lujo sobre una extensión aproximada de 200.000 metros cuadrados, entre l’Alqueria del Duc y Cartonajes Unión. Lo dijo ayer el portavoz del PP, Víctor Soler, quien, ante las dudas expresadas por Compromís-Més Gandia Unida el viernes de la semana pasada, se dirigió a la alcaldesa, Diana Morant, y al grupo socialista para garantizar sus votos.

Lo dijo Soler al realizar una valoración de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur), celebrada entre el miércoles y el domingo, en la que, como informó este periódico, la alcaldesa Morant y el concejal de Turismo, Vicent Mascarell, revelaron la intención de un promotor para construir un «glámping», como se denominan ahora los cámpings de lujo, que supondría una importantísima inversión en la playa de Gandia. El establecimiento, que se ha dibujado sobre suelo agrícola, tendría unas tres mil plazas, e incluiría, entre muchas otras ofertas, bungalós de madera y todo tipo de servicios para los clientes.

Al día siguiente del anuncio de la alcaldesa, Josep Alandete, portavoz de Compromís, vicealcalde de Gandia y concejal de Urbanismo, empezó a expresar algunas dudas sobre la viabilidad del proyecto. Dijo Alandete que estaba en la zona de impacto del marjal y los ullals de Gandia y que, por lo tanto, tendría que analizar con todo detalle los documentos sobre el proyecto.

La nota de prensa no sentó bien en el Grupo Socialista municipal, socio de Gobierno de Compromís. Alandete no solo conocía desde hace muchos días el proyecto, sino que, como responsable de Urbanismo, ha tenido que dar trámite a la Declaración de Interés Comunitario (DIC) que tiene que aprobar la Conselleria de Política Territorial. Los socialistas entienden que esta no es una discrepancia en el seno del Gobierno local, como sí ocurrió con el hotel que se pretendía proyectar en la Colonia Ducal, sino una reacción política de Compromís al anuncio del «glámping» que la alcaldesa realizó en Madrid. Algo así como marcar su propio territorio. De hecho, fuentes consultadas dan por seguro que Compromís acabará asumiendo la viabilidad del proyecto si, como se confía, la Generalitat da el visto bueno a la DIC, con todas las medidas correctoras que se consideren apropiadas para evitar posibles efectos negativos sobre la zona húmeda cercana, y protegida, que rodea l’Alqueria del Duc.

Ejemplos de cámpings, aunque sean de lujo, construidos en suelo protegido los hay a montones. Pero solo es necesario echar la vista a Marxuquera, en el mismo término de Gandia, para comprobar cómo están avanzando las obras de un establecimiento de interior a los pies de la Serra de la Falconera, que también es, como el marjal, suelo de especial protección.

Ayer, aprovechando este nuevo episodio de división en el Gobierno local, Víctor Soler, portavoz del PP, dijo que el «glámping» es «un proyecto abocado a la nada por la falta de apoyo del concejal de Urbanismo», y por eso garantizó a los socialistas el apoyo de su grupo para aprobarlo. Es más, Soler incluso consideró «poco ambiciosa» esta actuación, al prever «únicamente» tres mil plazas frente a las diez mil de la zona de cámpings que anunció del PP cuando era gobierno en la zona de la playa de l’Auir y que nunca llegó a presentarse.

Soler lamentó finalmente que una promoción urbanística como esta, «tan importante para Gandia», no haya sido anunciada por la alcaldesa con antelación tanto a sus socios de Gobierno como al resto de los partidos políticos con representación municipal.

Compartir el artículo

stats