Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los falleros de Tavernes declinan celebrar la fiesta en septiembre y eligen llevarla a 2022

Las comisiones consideran que no se pueden celebrar las actividades en condiciones óptimas

Esta año no se plantarán monumentos en Tavernes. | XIMO FERRI

Esta año no se plantarán monumentos en Tavernes. | XIMO FERRI

Fue uno de los primeros municipios de la Comunitat Valenciana en fijar una fecha para la celebración de las fallas pero, finalmente, Tavernes de la Valldigna no acogerá este año ninguna actividad de estas fiestas josefinas. Así lo han decidido los falleros y las falleras de la localidad en las asambleas celebradas por las seis comisiones para tratar la cuestión.

La Federació de Falles de Tavernes y el consistorio vallero, a través de la Concejalía de Cultura, lo hicieron oficial ayer por la mañana a través de un comunicado, aunque la decisión estaba tomada desde hacía ya algunos días, según pudo saber este periódico.

Finalmente contó con el apoyo unánime de las seis fallas del municipio. La mayoría acudió a la reunión de presidentes con el mandato que les habían dado sus falleras y sus falleros en sus respectivas asambleas, es decir, que no hubiera festejos en este 2021 y se trasladaran a 2022. La noche del miércoles hubo una reunión con la presencia de la concejala Encar Mifsud para ratificar el acuerdo.

Esta decisión deja sin efecto la que el pasado mes de febrero tomaba la propia Federació de Falles, en una reunión de presidentes, que fijaba las fiestas del 1 al 5 de septiembre, precisamente los mismos días en los que posteriormente València eligió hacerlas.

Según ha podido saber este periódico, una vez la Conselleria de Sanitat dio el visto bueno a celebrar la fiesta en el segundo semestre, aunque sometida a una serie de restricciones, muchas de las comisiones mostraron sus dudas sobre la idoneidad de celebrar unas fallas en las que muchos actos quedarían deslucidos o directamente sin poderse celebrar. Otro de los aspectos que generaba incertidumbre era cómo se llegaría a ese momento a nivel pandémico, es decir, que podría suceder que las comisiones lo organizaran todo, hicieran el gasto y, llegado el día, hubiera que suspenderla por un aumento de contagios, por ejemplo. Por eso, en el comunicado emitido ayer por la mañana justificaban que no se pueden celebrar «unas fallas abiertas y participativas a toda la ciudadanía». El mismo escrito apunta que «juntas y juntos miraremos adelante y desde ya tenemos en el pensamiento el nuevo ejercicio 2021-2022», aunque no especificaban una fecha concreta. La concejala Mifsud escribía en su perfil de Facebook que «esperamos que en marzo de 2022 podamos hacer una gran fiesta».

Compartir el artículo

stats