La liga de fútbol en la categoría regional preferente está que arde, a cuatro jornadas para el final. Tanto es así que tres de los cuatro equipos de la comarca que militan en dicha categoría afrontan compromisos decisivos para su futuro este fin de semana.

La UE Tavernes, que pelea por la promoción de ascenso, visita a las 18.30 horas de hoy el campo del CD Pedreguer, rival que lucha por la permanencia. Los valleros, tras siete jornadas sin perder, pueden dar un paso casi definitivo hacia su objetivo si suman los tres puntos. Carrasco es baja casi segura por lesión, pero el técnico vallero, Ximo Enguix, recupera a tres baluartes como Aarón, Palomares y Catxo, despues de cumplir con sus sanciones.

También esta tarde juega el Racing Rafelcofer CF. Lo hace a las 18.30 horas en La Nucia con la ilusión de sumar una nueva victoria que le acerque a la permanencia. Los de Natxo Soler viajan bastante mermados por las lesiones, pero con el convencimiento de que deben sufrir para lograr la salvación. Su rival está en una zona realativamente tranquila, pero no puede confiarse.

Otro que se juega mucho en esta 23ª jornada del campeonato es la UD Portuarios Disarp en una semana de reparación psicológica, tras el duro golpe sufrido en su último choque frente al CD Pedreguer. Los graueros visitan el Cervantes de Pego mañana domingo a las 18 horas sin margen de error, ya que el que pierda quedará virtualmente deshauciado. Nico es baja por sanción y Edgar está tocado, pero se recupera a Rolo e Iñaki.

Por último, el CF Gandia juega a las 18 horas de hoy en el Guillermo Olagüe ante el CD Dénia. Se trata de un partido relativamente de trámite para los intereses de unos y otros. El partido de la primera vuelta en la Marina fue el primero tras el gran parón que hubo en mitad de la temporada debido a la pandemia. Los blanquiazules merecieron mucho más que perder por 1 a 0.