Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera semana con 6 «vacunódromos» acaba con una respuesta del 78%

En todos los puntos se seguirán vacunando los próximos días

Vacunación masiva en el polideportivo municipal de Bellreguard esta semana. | LEVANTE-EMV

Vacunación masiva en el polideportivo municipal de Bellreguard esta semana. | LEVANTE-EMV

Un total de 6.622 personas se han inoculado esta semana el fármaco contra el coronavirus en la comarca de la Safor, la primera en la que entraban en funcionamiento la totalidad de los seis puntos de vacunación establecidos por la Conselleria de Sanitat: Museu Faller de Gandia, carpa junto al centro de salud de Oliva, centro social Marcel·lí Pérez del Grau, local comercial frente al centro de salud de Tavernes de la Valldigna, el polideportivo de Bellreguard y el frontón de Ador.

Esta cifra supone ligero un frenazo al ritmo de vacunaciones que se venía registrando en las últimas semanas, ya que el número de personas que ha acudido a alguno de estos puntos es inferior que la anterior. Según las cifras del centro de salud pública, estaban citadas algo más de 8.500, por lo que ha acudido a pincharse el 78% de los previstos. Supone un ligero descenso respecto al 83% que durante el periodo anterior acudió al Museu Faller.

Desde salud pública insisten en que la ausencia se produce, en la mayoría de los casos, porque las personas no tienen los datos correctamente en la ficha de sanidad o no han cogido el teléfono cuando se les ha llamado para avisarles de su cita.

De ese modo, en la comarca de la Safor se han administrado ya prácticamente 90.000 vacunas, entre primeras y segundas dosis, lo que significa que la inmunización está funcionando a buen ritmo de cara a alcanzar el objetivo marcado por el Gobierno para llegar a a la inmunidad de rebaño, que el Gobierno cifra en el 70% y a donde pretende llegar a finales del próximo verano. Durante esta semana se han pinchado en su mayoría dosis de Pfizer, aunque también hay quien ha recibido las de Moderna o de Janssen, esta última de una sola dosis. Cabe recordar que la cifra que ofrece el servicio de Salud Pública de forma semanal se basa en aquellas personas que están citadas en los puntos de vacunación y no en los centros de salud o consultorios auxiliares, donde también se siguen administrando.

Lo que ocurre es que llegará un momento en el que se tendrá que citar a las personas menores de 60 años que en marzo y abril se vacunaron con el fármaco AstraZeneca y aún tienen pendiente la segunda dosis.

De momento, la Conselleria de Sanitat mantiene abiertos los seis puntos de vacunación de cara a la próxima semana y seguirá citando a personas de entre 50 y 59 años, que es el tramo al que actualmente se está administrando la vacuna de Pfizer principalmente, o de Moderna.

Hay muchos vecinos y vecinas de la comarca de la Safor que no entienden del todo bien el proceso de vacunación. En principio, todo el mundo sabe que debe estar atento al teléfono por si le llega un mensaje SMS con la cita tanto de la primera como de la segunda dosis de la vacuna.

Sin embargo, ocurre, en ocasiones, que de repente alguien te llama del centro de salud y te pregunta si puedes ir ya mismo a inocularte el medicamento. Esta cuestión resulta sorprendente para mucha gente, que incluso se queda algo extrañada del aviso. No siempre la cita es para el momento, en ocasiones es para el mismo día pero unas horas después o para el día siguiente.

¿A qué se debe esta situación? El motivo es que una vez acaba la vacunación en los diferentes puntos, los viales sobrantes se envían a los centros de salud o consultorios. Los responsables de los mismos son quienes se encargan, entonces, de decidir cómo distribuir esas dosis que, dicho sea de paso, no se puede almacenar porque, especialmente si se trata de Pfizer tienen un tiempo de caducidad de unos cinco días desde que se descongelan. Es entonces cuando se producen estas llamadas, que siempre son a personas que, lógicamente, están dentro del grupo de edad que corresponde vacunar en ese momento, algo que resulta primordial y que no permite que nadie se «cuele» como ocurrió con algunos cargos públicos durante los primeros días de vacunación en las residencias.

El principal objetivo es aprovechar al máximo todos los viales que lleguen y, como es lógico, que no se detenga el ritmo de vacunación para tratar de alcanzar los objetivos de inmunización en el tiempo previsto.

¿Por qué me llaman para vacunarme el mismo día?

Los viales sobrantes en los puntos de vacunación se envían a los centros de salud y consultorios

T.á.c. Gandia

Compartir el artículo

stats