Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arranca la autopista eléctrica que cruzará media Gandia

Una obra fundamental para el suministro eléctrico en la Safor provocará durante ocho meses cortes de tráfico en importantes vías, fundamentalmente la avenida de Blasco Ibáñez

Arranca la autopista eléctrica que cruzará media Gandia

Arranca la autopista eléctrica que cruzará media Gandia

Iberdrola inicia el lunes próximo uno de los proyectos más importantes de las últimas décadas para la mejora del suministro eléctrico en Gandia y en todo el sur de la comarca de la Safor. Sus afecciones llegarán incluso a la vecina comarca de la Marina Alta, dado que esta obra permitirá conectar las redes de suministro entre las provincias de Alicante y Valencia.

El proyecto consiste en un corredor subterráneo de tres kilómetros de longitud que irá desde la subestación de Alcodar, en la entrada norte de Gandia, hasta la futura subestación de Sanxo Llop, junto al centro comercial de la Vital, y se prevé que los trabajos se prolonguen durante ocho meses.

La obra perforará y cubrirá un túnel de dos metros de profundidad por tres de anchura con cuatro accesos en superficie. Todo asciende a un presupuesto de siete millones de euros.

El Ayuntamiento de Gandia anunció el viernes pasado esa obra, pero también advirtió de las afecciones importantes que va a tener en el tráfico rodado en esa gran franja urbana del norte de la ciudad. Especialmente significativa serán las consecuencias a lo largo de la avenida de Blasco Ibáñez, que discurre entre la avenida de València y la carretera de Daimús, incluyendo el puente que salva el cauce del río Serpis.

Los concejales Nacho Arnau y Josep Alandete, así como el jefe de la Policía Local de Gandia, Salvador Morant, han recomendado a quienes en los próximos meses vayan a circular en vehículo por esa zona que atiendan a las indicaciones que se colocarán. Se trata de cortes sectorizados, obviamente dependiendo del punto en que se tengan que abrir las grandes zanjas, pero la recomendación general es que desde ahora todo aquel que pueda utilice la ronda de circunvalación de la N-332 para desplazarse entre puntos distantes de la ciudad, evitando en la medida de lo posible toda el área de la obra.

Responsables municipales han mantenido reuniones con técnicos de Iberdrola con el fin de minimizar el impacto de las obras, especialmente durante los meses de verano, cuando el tráfico en toda esa zona se incrementa de forma notable por el flujo que se produce entre el casco urbano de Gandia y el núcleo del Grau y la playa.

Si se cumple el calendario, las obras se inician el lunes desde la subestación de Alcodar hacia el polígono industrial. Posteriormente seguirán por la vía de servicio de la gran vía del Castell de Bairén hasta la zona comercial de la Vital, detrás de la cual se construirá la subestación eléctrica.

Iberdrola y Red Eléctrica de España también tienen previsto iniciar en breve la subestación eléctrica de Sanxo Llop, destino final de la línea subterránea que arranca el lunes, pero esta actuación no tendrá afecciones considerables porque se realiza en una parcela y no cortará viales.

Compartir el artículo

stats