Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atención al tráfico en Gandia desde mañana

El lunes se cierra al tráfico el Pont Nou en la avenida d’Alacant para una rehabilitación integral que durará ocho meses Las obras coinciden con las de Iberdrola para construir una línea eléctrica entre los polígonos de Alcodar y Sanxo Llop

El Pont Nou, ayer, que todavía estaba abierto, con la señalización previa  a las obras. | LEVANTE-EMV

El Pont Nou, ayer, que todavía estaba abierto, con la señalización previa a las obras. | LEVANTE-EMV

Gandia cierra al tráfico desde mañana lunes el Pont Nou, en la avenida d’Alacant, por obras de remodelación. Es la infraestructura más utilizada por los conductores para entrar y salir del centro histórico. Y así estará durante ocho meses, hasta enero de 2021. Se trata de unas obras necesarias y de calado, pero también supondrán un enorme contratiempo para las miles de personas que entran y salen de la ciudad cada día, especialmente los laborables.

Así, y debido a que el Pont Vell d’Oliva está peatonalizado, a partir de mañana para salir a Alicante desde el centro sólo habrá dos alternativas, hacia la derecha el puente de la avenida del Raval, que enlaza con el polígono de Benieto y la carretera N-332, y a mano izquierda el puente de Carrefour (la continuación de la avenida Blasco Ibáñez), al que se llegará desde la avenida del Grau.

Para entrar a Gandia los desvíos por ambos puentes serán los mismos, aunque el conductor, antes de llegar, tiene tres rotondas (la de Bellreguard, la del hospital comarcal y la de «las palmeras») para decidir qué ruta tomar.

Los itinerarios ya están debidamente señalizados, pero básicamente, lo que se trata es que los conductores sean conscientes de que el Pont Nou estará cerrado por obras, y deben buscar alternativas, que las hay, antes de llegar a ese punto.

La Concejalía de Tráfico recomienda a los conductores usar las rondas perimetrales, la norte por la avenida Blasco Ibáñez, o la sur por la avenida de la Vall d’Albaida, así como los aparcamientos periféricos. Además, cabe recordar que el tráfico en un buen perímetro del centro está restringido por La Morada, calles en las que no se puede circular a más de 10 kilómetros por hora.

Ahora bien, es muy probable que el cierre del Pont Nou aumente la intensidad de vehículos por las calles que se han previsto como desvío. Por ello, el Gobierno local sigue estudiando fórmulas para evitar el colapso.

Además, estas obras van a coincidir con las de canalización del cableado de media tensión que unirá la estación eléctrica del polígono Alcodar con la futura subestación eléctrica del polígono Sanxo Llop, un trazado de tres kilómetros, ejecutadas por Iberdrola con un presupuesto de 7 millones de euros. Empezaron el lunes y también durarán ocho meses.

Afortunadamente, han empezado a la altura de Alcodar, por lo que de momento no están afectando a las calles del distrito de Corea. El problema podría producirse cuando la zanja, con tuberías de hasta dos metros de ancho, llegue a la altura de la rotonda de la avenida del Grau y el puente de Carrefour, justo la vía que ahora se configura como la principal salida hacia Alicante. No obstante, se ha previsto un dispositivo especial cuando en verano las obras lleguen a estas zonas comerciales.

1,4 millones de euros

Las obras de rehabilitación y ampliación del Pont Nou suponen una inversión de 1,4 millones de euros financiados íntegramente con fondos municipales. Tras ellas el puente quedará más integrado en la trama urbana y se mejorará el itinerario seguro al hospital. Pasará de tener 8,40 metros de anchura a 12,80 metros.

Compartir el artículo

stats