Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcadi España: "La Generalitat hará la conexión de la CV-60 con la costa con el máximo diálogo"

«Es una actuación imprescindible para la conexión del interior de la Comunitat Valenciana y la costa»

Arcadi España: «La Generalitat hará la conexión de la CV-60 con la costa con el máximo diálogo»

Arcadi España: «La Generalitat hará la conexión de la CV-60 con la costa con el máximo diálogo»

La conexión de la carretera CV-60 desde la rotonda situada entre Beniflà y Potries para conectarla con la autopista AP-7 a la altura de Rafelcofer, con la carretera que discurre entre Almoines y Bellreguard, y, finalmente, con la ronda de circunvalación de la N-332, a la altura de Gandia, es una actuación «imprescindible» para el Consell de la Generalitat Valenciana.

Imprescindible fue la palabra que ayer usó el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, durante una visita realizada a San Antonio de Benagéber en la que fue interpelado por la polémica que este proyecto de la CV-60 ya ha causado en algunos municipios de la comarca de la Safor.

Como publicó este periódico, el Ayuntamiento de Potries, con Gobierno local de Compromís, se convirtió en el primero que ha exigido la retirada del proyecto por considerar que su impacto ambiental y paisajístico no puede tolerarse y que «arrasaría la huerta histórica de la Safor». Otros alcaldes o responsables municipales, de Beniflà, Beniarjó, Almoines, Rafelcofer y la Font d’en Carròs, están a la espera de conocer más detalles de este gran proyecto para pronunciarse. Gandia, sin rechazar el proyecto, alertó de su impacto y pidió medidas que corrijan en la medida de lo posible su afección sobre el territorio.

Desde el punto de vista social, y también impulsado por el Ayuntamiento de Potries, se ha creado una plataforma que ya ha mantenido una primera reunión y que tiene como objetivo presionar para que esa obra no se lleve a cabo.

Durante su visita ayer a San Antonio de Benagéber, el conseller España fue claro al apuntar dos conceptos. En primer lugar, que la prolongación de la CV-60 es un proyecto «imprescindible para la conexión del interior de la Comunitat Valenciana con la costa», por lo que la Generalitat «tiene la determinación de construir esa infraestructura fundamental». Pero, inmediatamente después, el titular de Obras Públicas dijo que su departamento asume «la misma determinación de actuar con diálogo, escuchando a todos los ayuntamientos y a todas las entidades».

Una actuación en dos tramos

De hecho, ese diálogo, que en realidad apunta a un auténtico debate sobre conceptos de infraestructuras básicas, desarrollo sostenible, ordenación del territorio y mantenimiento del paisaje, se va a iniciar en muy pocos días. Porque Arcadi España también dijo ayer que ha dado instrucciones para que en pocos días, posiblemente antes de que acabe la semana, salga a exposición pública ese gran proyecto.

Así, añadió el conseller, «los ayuntamientos y las entidades podrán alegar y mejorar el trazado, en la medida de lo posible».

A grandes rasgos, la actuación, que efectivamente reivindican entidades sociales y especialmente los empresarios de la Safor y las comarcas del interior, se divide en dos tramos. El primero, de menor impacto ambiental, consiste en duplicar la actual carretera que discurre entre Palma de Gandia y la rotonda de Beniflà-Potries. El segundo, mucho más polémico por sus afecciones sobre el territorio, es prolongar esa autovía, en cuatro carriles, y construir tres enormes rotondas. La primera, aproximadamente entre Rafelcofer y la Font d’en Carròs, para conectar con la autopista AP-7. La segunda, a la altura de Almoines, enlazaría con la carretera que conduce a Bellreguard y Rafelcofer. Y la tercera, ya en Gandia, enlazaría con la N-332.

Esa obra permitiría conectar todas las vías de alta capacidad en esta zona de la comarca, y, como primer efecto, evitaría que los vehículos que no tengan origen o destino en los municipios tengan que atravesarlos.

Los primeros beneficiados serían Belleguard, Palmera, l’Alqueria de la Comtessa y Oliva, que desde hace décadas soportan gran intensidad de circulación por sus cascos urbanos.

Compartir el artículo

stats