Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los daños del temporal Gloria aún impiden que varias playas estén listas para el baño

La situación genera quejas entre los usuarios y los alcaldes se ven obligados a protestar ante Costas y la Generalitat

Un lavapiés en la playa de la Goleta de Tavernes de la Valldigna, donde todavía no se han retirado los cascotes y piedras acumuladas.        | EDUARDO RIPOLL

Un lavapiés en la playa de la Goleta de Tavernes de la Valldigna, donde todavía no se han retirado los cascotes y piedras acumuladas. | EDUARDO RIPOLL

Año y medio después, con la pandemia del coronavirus por en medio, todavía se dejan sentir de forma significativa los daños y desperfectos que el temporal Gloria causó en las playas de la Safor en enero de 2020. Y eso, como resulta obvio, está generando muchas protestas de usuarios de las playas, que a su vez trasladan a los ayuntamientos y que los alcaldes elevan a la Demarcación de Costas de València y a la Generalitat.

En la Safor, a solo trece días de entrar en el mes de julio, los lavapiés de varias playas siguen deteriorados, sin funcionar. Ocurre en Tavernes de la Valldigna, Daimús, Guardamar, Bellreguard y Piles. El motivo es que la Agència Valenciana de Turisme (AVT), encargada del mantenimiento de esas instalaciones, todavía no ha adjudicado el contrato con la empresa que ejecutará esas actuaciones.

El alcalde de Bellreguard, Àlex Ruiz, lamenta la situación y, ante las críticas, reclama que se trasladen a la Generalitat. El concejal de Urbanismo de Tavernes de la Valldigna, Josep Llàcer, sigue la misma estela y ayer, en declaraciones a este periódico, aseguró que desde la AVT le aseguran que adjudicará el contrato el 23 de junio, miércoles de la semana que viene, y que inmediatamente se pondrán manos a la obra.

En la mayoría de los casos el temporal Gloria destrozó las canalizaciones o sistemas de captación de agua, así como los propios elementos de lavapiés, muchos de los cuales tienen que ser sustituidos.

Ahora sí que hay que actuar

Otro problema generado por Gloria y temporales marítimos posteriores, que atañe exclusivamente a Tavernes de la Valldigna, son los desperfectos en la playa de la Goleta, al norte del casco urbano costero. Allí siguen las piedras y los cascotes que dejaron las corrientes y los embistes del mar, lo que dificulta, e incluso hace peligroso, el acceso a esa zona por parte de bañistas y visitantes.

Sobre esta cuestión el concejal Llàcer indicó ayer a este periódico que el ayuntamiento viene reclamando actuaciones en esta zona desde hace mucho tiempo, la última vez durante una reunión que tuvo lugar en la Delegación del Gobierno, en València, con responsables de la Demarcación de Costas. Pero este es el momento que siguen sin contestación y con la arena del tramo de la Goleta poco menos que impracticable.

Bañistas y autoridades entienden que hasta ahora, debido a las circunstancias tan excepcionales de la crisis sanitaria, haya sido difícil actuar, pero de la misma manera exigen que, a las puertas del verano, se acometan las obras, reparaciones y adecuaciones necesarias para poder disfrutar de la playa con la mayor normalidad posible.

Compartir el artículo

stats