Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Supremo ratifica la anulación del contrato de Gandia con El Corralet

El tribunal esgrime que el ayuntamiento no ha justificado el interés casacional del recurso

Protesta organizada por Spama en favor de las protectoras. | J. C,

Protesta organizada por Spama en favor de las protectoras. | J. C,

La sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de julio del 2020 en la que declaraba nulo el contrato que el Ayuntamiento de Gandia firmó con la empresa Seproanimal, también conocida como El Corralet, para la recogida de animales abandonados en las calles de la ciudad.

El consistorio decidió recurrir aquella decisión y ahora el Supremo ni siquiera ha lo ha admitido a trámite, por lo que no ha entrado a valorar los argumentos presentados por el consistorio.

En un auto al que ha tenido acceso Levante-EMV, el tribunal señala claramente que el escrito presentado por el Ayuntamiento de Gandia «no justifica la existencia de interés casacional», lo que le lleva a no admitir el recurso. Además, el Supremo le impone al consistorio las costas del proceso judicial, que ascienden, según el auto del Tribunal Supremo, a 2.000 euros más IVA.

La sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana respondía al recurso presentado por la Sociedad Protectora de Animales y Medio Ambiente de la Safor (Spama) que siempre se mostró muy crítica con la adjudicación de este servicio a Seproanimal - El Corralet. En la resolución judicial se apuntaba, entre otros argumentos, que esta mercantil carecía de núcleo zoologico en el que acoger a los animales que recogía en las calles de Gandia. La justicia considera, por tanto, que se incumplía el pliego de condiciones que en su día elaboró el Ayuntamiento de Gandia para licitar este contrato. Tampoco se dio por válido el argumento que ofrecía la empresa de que se aprovechaba de otros núcleos zoologicos porque no contaban con espacio para acoger a otras especies animales menos habituales como caballos, anfibios o reptiles.

La sentencia, en todo caso, no es aplicable, ya que el servicio hace un año que se adjudicó precisamente a Spama, precursora de esta denuncia.

Compartir el artículo

stats