Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UE Tavernes se queda sin ascenso

El equipo vallero cae 2-0 en Llíria tras sufrir una expulsión en el minuto 30 que condicionó el partido

El once titular de la UE Tavernes en el partido de ayer

El once titular de la UE Tavernes en el partido de ayer

Indignación, impotencia y con gritos por parte de la afición de «manos arriba...esto es un atraco», ha finalizado la andadura de la UETavernes en la promoción de ascenso a 3ª división, tras su derrota de ayer en el campo del Rayo Llíria CF por 2-0. Este resultado voltea el 1-0 que logró el conjunto vallero en la ida y, por tanto, el cuadro «roget» se queda, un año más, sin poder de subir de categoría, pese a merecerlo.

Y es que el encuentro de ayer se decidió prácticamente en el minuto 30 de la primera parte cuando el árbitro decretó la expulsión del delantero centro y goleador de la UETavernes, Seral. A partir de ese momento y con 1-0 en contra, las fuerzas se desnivelaron y los de la Valldigna no tuvieron opción a competir dignamente por un puesto en la final prevista para el domingo en la Murta de Xàtiva.

El Tavernes dio la cara, pero siempre se vio condicionado por un arbitraje que desde el primer momento le fue hostil. Aún así, los de Ximo Enguix lo intentaron todo. Antes del descanso, el Rayo Llíria CFmarcaría el 2-0 definitivo, pero el cuadro de la Safor no se rindió.

El técnico hizo cambios, el equipo se fue a por el partido e, incluso, las dos últimas ocasiones, de Joan Talens y Sol ya con el tiempo vencido, pudieron servir para marcar el gol de la clasificación, pero no pudo ser. En la segunda mitad también fue expulsado David Catxó, que ya estaba en el banquillo tras ser sustituido.

Al término del encuentro y en medio de un ambiente tenso y lógico por lo mucho que se jugaban ambos equipos, los jugadores del Tavernes la recriminaron al ex entrenador vallero, Javi Pons, algunas cuestiones surgidas durante los 90 miniutos y el árbitro se fue a los vestuarios «por la puerta de detrás» protegido por la seguridad. Los futbolistas y la afición del Tavernes (un 10 para todos) se marcharon del campo fastidiados por lo sucedido.

Compartir el artículo

stats