Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La edad de los ingresados por covid en la Safor baja y se sitúa entre los 40 y 50 años

Al principio de la semana había ocho personas en planta en el hospital de Gandia, la cifra más alta desde hacía mucho tiempo

La zona de ingresos
del hospital
de Gandia.  Ximo Ferri

La zona de ingresos del hospital de Gandia. Ximo Ferri

Durante las tres primeras olas de la pandemia del coronavirus, con mucha mayor crudeza la tercera, las personas mayores fueron las grandes afectadas de una enfermedad que, además de cambiar la forma que la sociedad tenía de vivir hasta el primer trimestre del 2020, se ha llevado por delante miles de vidas. Con la llegada de las vacunas, a finales del año pasado, la estrategia fue muy clara: vacunar primero a los grupos de población más vulnerables, los que más habían sufrido. Por ello, los primeros pinchazos fueron para las personas que viven en residencias de la tercera edad.

Y cuando empezó la vacunación masiva, lo mismo: los mayores de 90 años fueron los primeros en recibir los fármacos y, a partir de ahí fue bajando la edad. Gracias a esta estrategia, los contagios y los fallecimientos han descendido prácticamente a cero en la comarca de la Safor entre el colectivo de la tercera edad, según los datos que maneja el Departamento de Salud de Gandia.

Eso también ha tenido su incidencia en la actual situación de la pandemia en la comarca. Según ha podido saber este periódico, la edad de las personas que ingresan en el hospital en los últimos días tienen una edad comprendida entre los 40 y los 50 años.

Se trata, por tanto, de un grupo de edad que está en pleno proceso de vacunación, que o bien aún no se le ha administrado el fármaco o bien tiene una dosis recién inoculada y no ha completado la pauta.

En este punto, las autoridades insisten en que una persona que aún no ha recibido las dos dosis no está inmunizada al cien por cien, por lo que no puede existir la falsa sensación de que un contagio puede no provocarle efectos graves, algo que con los ingresos hospitalarios de los últimos días se demuestra que no es así.

A principios de esta semana se registraban un total de ocho ingresos en planta, una cifra que descendía hasta los cinco, relajándose la presión hospitalaria.

Ese descenso en la edad de las personas que precisan hospitalización tras contagiarse del coronavirus va relacionado también con el hecho de que la UCI siga libre de pacientes covid.

En la misma línea de los ingresos, la edad media de los contagios también ha descendido y se sitúa entre los 20 y los 50 años y se prevé que en las próximas semanas aún baje más, ya que el proceso de vacunación entrará en breve en el tramo de edad que va de los 30 a los 39 años.

Para evitarlo, las autoridades sanitarias insisten en la necesidad de seguir cumpliendo las medidas de seguridad. Las próximas semanas serán importantes, ya que hoy es el último día en el que la mascarilla será obligatoria para circular por la calle.

Compartir el artículo

stats