Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanitat invirtió 700.000 € para adaptar el hospital a la lucha contra la covid

La adecuación de una segunda UCI para atender a pacientes críticos supuso el principal gasto

Entradal servicio de la UCI del hospital Francesc de Borja. | LEVANTE-EMV

Practicamente nadie pudo prever el impacto que tendría el coronavirus en todos los ámbitos de la sociedad. Pero si hay un sector que ha sufrido como ninguno y de manera directa las desproporcionadas dimensiones alcanzadas durante los picos más altos de la pandemia ha sido el sanitario.

La rápida transmisión del virus pilló desprevenida a la sanidad pública. Especialmente las primeras semanas fueron muy duras y se vio que no estaba del todo preparada para afrontar una pandemia de tales magnitudes. Las autoridades no tardaron en demostrar que se enfrentaba a algo desconocido y a que se iban tomando decisiones a medida que se sabía más sobre el comportamiento del virus, sus síntomas, sus consecuencias y sus formas de contagio.

Eso provocó que los recursos sanitarios tuvieran que ir adaptándose al mismo tiempo al que tenían que ir atendiendo la cascada de contagiados que iban llegando tanto a los centros de salud como a los hospitales. Y eso significó no solo reorganización de espacios, sino también la adquisición de instrumental sanitario para tratar a los pacientes de una nueva enfermedad, la contratación de más personal y obras para asegurar las condiciones de aislamiento.

En el departamento de salud de Gandia eso se tradujo en una inversión a lo largo de 2020 de 679.840 euros. Fue un gasto destinado a la adquisición de utensilios sanitarios, maquinaria o camas para equipar nuevos espacios, entre otros elementos.

En la lista se incluye, entre otros elementos, la compra de respiradores por un valor de 150.000 euros. Cabe recordar que durante las primeras semanas en las que se dispararon los contagios eran las máquinas más buscadas para atender a las personas que presentaban una situación más grave. Estas máquinas se instalaron en la segunda sala de UCI del hospital Francesc de Borja, que se tuvo que habilitar en la tercera ola, el pasado mes de enero, al ocuparse en solo unos días las 13 camas de las que dispone la primera. Equipar esta sala también obligó a comprar camas por valor de 20.800 euros o humidificadores por 25.000 entre otros utensilios y a invertir más de 40.000 euros en la adecuación eléctrica de la unidad de Cirugía Menor Ambulatoria, uno de los servicios del área quirúrgica, en esa segunda UCI.

Durante el pico más alto de la pandemia llegó a haber 30 ingresados al mismo tiempo en estado crítico. Incluso se adquirió, por casi 9.000 euros un armario ultracongelador hasta 86 grados bajo cero para el departamento de microbiología y destinado a trabajos relacionados con la covid.

En la lista de inversiones también destaca un sistema que ha supuesto otro paradigma de cómo se ha gestionado la pandemia. Se trata de kioscos y pantallas para la gestión de colas, lo que ha sido clave para evitar las aglomeraciones en las atenciones especialmente de los centros de salud, que también se han visto obligados a reinventarse a marchas forzadas.

Las obras de adecuación del espacio para habilitar una UCI covid tuvo un coste de algo más de 50.000 euros, 2.700 euros costó adecuar una sala para realizar autopsias a fallecidos con covid y 7.800 adecuar la consulta de broncospias y neumología del hospital de Gandia.

Toda la reestructuración, el aumento de camas, las atenciones a la gran cantidad de pacientes de covid que llegaban, el seguimiento de contactos de contagiados en Atención Primaria y muchas otras labores fueron posible gracias a la contratación de más personal sanitario. En el caso del departamento de salud de Gandia, ese aumento fue del 21,2% de la plantilla habitual. En concreto, creció en 215 trabjadores y trabajadoras de hospital y 108 de primaria.

Hasta el 31 de diciembre se formalizaron más de 1.700 contratos que sirvieron para cubrir esas plazas, y 956 bajas médicas de sanitarios y sanitarias por todo tipo de motivos.

Compartir el artículo

stats