Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos municipios amigos de la infancia

Unicef reconoce a Gandia y Bellreguard por su labor en la promoción de los niños y las niñas como elementos clave para el avance de la sociedad. Los alcaldes recogen el distintivo en una reunión virtual con el resto de ciudades

Celebración del reconocimiento de Gandia como Ciudad Amiga de la Infancia en el  Moll dels Borja  | ÀLEX OLTRA

Celebración del reconocimiento de Gandia como Ciudad Amiga de la Infancia en el Moll dels Borja | ÀLEX OLTRA

Unicef ha reconocido el trabajo que tanto Gandia como Bellreguard están llevando a cabo en la defensa de los derechos de la infancia y en la promoción de las niñas y los niños como elementos esenciales para el avance de la sociedad. Para ello, las ha nombrado ciudades Amigas de la Infancia.

Cierre del curso del Consell de Xiquets i Xiquetes en Bellreguard. | LEVANTE-EMV

El municipio que recibe este reconocimiento es aquel que está comprometido con el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes de acuerdo a la Convención sobre los Derechos del Niño.

La distinción es otorgada por Unicef y aprobada por la Secretaría Permanente de la Iniciativa Ciudades Amigas de la Infancia, conformada por representantes del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia (Iunda).

Según Unicef, «el reconocimiento es el inicio de un proceso de aprendizaje y mejora continua para desarrollar, con los diversos actores sociales, las políticas e iniciativas locales que favorezcan la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño».

El pasado 15 de junio, Bellreguard y Gandia fueron catalogadas como Ciudades Amigas de la Infancia, un galardón que hace dos días se hizo oficial.

Desde Bellreguard, su alcalde, Àex Ruiz, participó en el acontecimiento virtual de entrega de los reconocimientos a los municipios galardonados. El nuevo alcalde Gandia, José Manuel prieto, y la concejal de la Infancia, Liduvina Gil, también estuvieron presentes en el acto.

Este reconocimiento es el premio a una intensa tarea hecha estos últimos años desde los ayuntamientos de los dos municipios de la comarca de la Safor.

En Bellreguard, se realizó un diagnóstico exhaustivo de la población de 0 a 30 años para hacer un análisis de la realidad de estos colectivos. El objetivo es propiciar una reflexión alrededor de las actuaciones que se han llevado a cabo y se realizan vinculadas a los niños, adolescentes y jóvenes, teniendo en cuenta los servicios prestados y los recursos empleados, y trabajar según las perspectivas de futuro resultantes.

Además, se redactó el I Pla Local d’Infància, Adolescència i Joventut de Bellreguard, que concreta acciones a seguir por parte de las diferentes áreas municipales que tienen relación con la infancia, la adolescencia y la juventud. Se trata de una herramienta que permite ordenar y definir las prioridades estratégicas y actuaciones municipales en materia de infancia, adolescencia y juventud.

Todo esto se realiza a partir del trabajo de las diferentes áreas municipales y la participación de los agentes implicados, incluidos los niños, adolescentes y jóvenes del municipio.

Gandia, por su parte, ha constatado su compromiso con el cumplimiento de los derechos de los niños y niñas y los adolescentes de acuerdo con la Convención sobre los Derechos del Niño.

Paralelamente, desde las instituciones de la ciudad se les ha hecho partícipes del día a día y del futuro de la ciudad con iniciativas como el Consell de la Infància o el desarrollo del I Pla de la Infància, con la implicación de varios departamentos municipales del Ayuntamiento, centros escolares, profesores y padres. El plan busca conseguir que Gandia sea una ciudad que crezca teniendo en cuenta la visión de los más pequeños mediante procesos participativos en los que sean protagonistas.

Tras la reunión virtual, José Manuel Prieto aseguró que desde el consistorio están «muy satisfechos y contentos de recibir este distintivo. Somos conscientes que un lugar en el cual un niño o niña pueda crecer, vivir y desarrollarse sano y seguro, es un lugar en el cual cualquier ciudadano puede hacerlo». Y añadió que «tenemos que escucharles para tomar las decisiones y medidas adecuadas con todo aquello que les afecta, puesto que nuestros niños y niñas son lo más importante que tenemos y son nuestro presente, pero también nuestro futuro».

Por su parte, Liduvina Gil, afirmó que «hoy es un día importante para la infancia y adolescencia, y para la ciudad de Gandia, ya que este nombramiento asegura el bienestar de este colectivo bajo el paraguas de Unicef. También, significa un reconocimiento a la tarea realizada durante muchos años, por el Ayuntamiento de Gandia en pro de la Infancia y la Adolescencia», concluía.

A partir de ahora, y a lo largo de los próximos cuatro años, ambos municipios deberán realizar más actividades para conseguir las metas que implica este reconocimiento, vigente hasta el 2025. También será necesario el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que establece la agenda 2030 y que están recogidos también en convenio con Unicef.

Compartir el artículo

stats